FMI analiza un nuevo fondo emergente

El Fondo Monetario Internacional examina una propuesta de financiamiento a países emergentes; el paquete sería para países con economías bien administradas para hacer frente a la crisis.
Los economistas temen que los mercados emergentes sufran par

El  Fondo Monetario Internacional comenzó el miércoles a analizar una nueva propuesta que ofrecerá financiamiento de corto plazo a los países emergentes de envergadura, para aliviar la restricción crediticia en el sistema bancario global.

El FMI podría hacer un anuncio posteriormente en el día, según dijeron funcionarios.

El paquete estaría disponible para un grupo de países previamente aprobados con economías bien administradas, que quedarán en condiciones de recibir un monto de financiamiento inusualmente alto.

En una propuesta que circuló la semana pasada, se establecía que el plan daría financiamiento de corto plazo en forma directa a determinados países con pocas o ningunas condiciones, por un período de hasta tres meses.

Además, el paquete permitiría a ciertas economías emergentes cambiar moneda local por dólares estadounidenses para mejorar la liquidez.

En muchos países, el problema es que no pueden acceder rápidamente a sus necesidades, porque los bancos están acaparando el dinero y negándose a prestarse entre sí.

Los mercados emergentes han quedado bajo presión en las últimas semanas debido a que los inversores se alejan de los activos de riesgo ante temores a una recesión mundial.

Al abrir líneas de swaps cambiarios para determinados países, el FMI podría prestar dólares u otras monedas duras a cambio de monedas locales.

México dijo esta semana que no necesita recurrir al FMI, pero no descartó suscribir el programa de liquidez.

"Una vez que esté para los países emergentes, evaluaremos si tiene sentido para nosotros usarla", dijo Gerardo Rodríguez, jefe de la Unidad de Crédito Público de la Secretaría de Hacienda.

Brasil dijo el miércoles que apoyaba el plan, pero también señaló que no necesitaba usar los fondos por ahora, igual respuesta dada por Chile esta semana.

Un obstáculo que enfrentan muchas naciones miembros del FMI en las discusiones es cómo separar a los países con problemas de crédito con aquellos que tienen dificultades más serias en sus balanzas de pagos.

Intentos previos para establecer programas similares fracasaron, porque los países eran reacios a aceptar las condiciones del FMI y por un estigma asociado con pedir dinero a la entidad.

Ahora ve
No te pierdas