Empresas argentinas a precios de ganga

La crisis ha bajado el precio de grandes firmas en Argentina, el Grupo Clarín se vende en 270md Telecom Argentina se cotiza en 508 mdd, frente a 2,005 mdd que costaba hace 12 meses.
La Bolsa argentina ha sido afectada por la crisis en el país
César Illiano
BUENOS AIRES (CNN) -

¿Le gustaría ser el dueño del grupo que edita el diario más leído de América Latina, o de una de las mayores empresas de telecomunicaciones de Argentina?

Conseguirlo cuesta una fortuna, pero la crisis financiera global y los últimos agitados meses en Argentina han hecho que gigantescas empresas sin grandes problemas a la vista se ofrezcan a precios de oportunidad.

Con apenas 270 mdd puede comprar el Grupo Clarín, una compañía con ventas netas anuales por 1,289 mdd que además del diario del mismo nombre posee el control del negocio de accesos a internet y TV por cable en el país de unos 40 millones de habitantes.

Tan sólo un año atrás, esa inversión hubiera requerido un desembolso de 1,856 mdd.

Otro ejemplo es Telecom Argentina, que controla la mitad del mercado de telefonía fija y un creciente negocio de comunicaciones móviles e internet. Con 508 millones de dólares podría estar al frente de la empresa, en comparación con los 2,005 millones que costaba 12 meses atrás.

Telecom Argentina tuvo ventas netas en el 2007 por 2,835 mdd.

"Las acciones argentinas se encuentran muy baratas. En el hipotético caso que sus utilidades caigan una cuarta parte en el próximo balance, aún así se justifica invertir", opinó Jorge Alberti, analista del portal especializado ElAccionista.com.

El índice de acciones Merval lleva perdido en el año un 58%, mientras que el Bovespa del mercado de Sao Paulo acumula un retroceso del 46.3% y el IPC mexicano de un 37.15%.

La obvia razón de la fuerte caída en la capitalización bursátil es la venta masiva de activos que disparó la crisis financiera global nacida en Estados Unidos.

Pero el caso argentino suma la fuerte desvalorización de acciones y bonos que provocó la prolongada crisis política que vivió el país entre marzo y julio por una pelea entre el Gobierno y el sector agropecuario, que incluyó huelgas y bloqueos de carreteras que desaceleraron la economía.

Luego comenzó a desatarse la etapa más dramática de la crisis de crédito en Estados Unidos.

En ese punto, el Gobierno argentino hizo su aporte para enrarecer más el clima del mercado local al anunciar un plan para eliminar los fondos de pensiones privados, que son los mayores inversores locales.

Analistas aseguraron que los inversores están atentos y tentados por las oportunidades, pero por el momento prefieren esperar el desenlace de la crisis internacional y local.

En picada
El precio de las acciones de la siderúrgica Siderar, filial local del gigante latinoamericano Ternium y la mayor productora de acero plano del país, lleva perdido un 33% en el año.

Las acciones de Tenaris, la mayor productora global de tubos de acero sin costura usados en exploración de gas y petróleo, tocaron un máximo histórico de casi 120 pesos en junio y el miércoles cambiaban de manos por 34,1 pesos.

Tenaris tiene una red de producción en los cinco continentes que factura unos 10.000 millones de dólares anuales.

La débil situación del mercado accionario llevó a una serie de compañías a lanzar programas de recompras para evitar que el valor de sus papeles se acerque a cero.

En la búsqueda de ayudar e incentivar las recompras, el jueves pasado el regulador del mercado de capitales suspendió transitoriamente una norma que impedía que empresas tengan más del 10% de su capital social en acciones propias.

Uno de los casos que más llamó la atención de operadores fue el de Molinos, que el viernes pasado sorprendió con una oferta de recompra de hasta 51,8 millones de acciones -cerca del 20% del capital social-, con un precio casi un 17% sobre el valor del papel de ese día.

En el otro extremo, la energética Pampa Holding recalculó rápidamente el precio que ofrecía para recomprar sus papeles ante una estrepitosa caída en su valor desde el día que hizo el anuncio hasta que fue aprobado por los reguladores.

"¿Quién hace alguna cuenta razonable acerca del valor de una empresa y su acción? ¿Tiene algo que ver con la rentabilidad de la misma, o con su eficiencia, o con sus perspectivas? Si consideramos lo que sucedió, podríamos asegurar que no", dijo la consultora local Datarisk.

"Los mercados de capitales se han dedicado estos últimos años a La Timba", agregó.

Ahora ve
No te pierdas