Obama, ante un camino histórico

El senador por Illinois avanza en su objetivo de ser el primer presidente afroamericano de EU; los sondeos le dan ventaja al demócrata, quien se ha enfrentado a la pobreza y a la discriminac
WASHINGTON (CNN) -

Barack Obama irrumpió en la escena nacional cuatro años atrás con un discurso en el que se describía a sí mismo despectivamente como un tipo delgado con un nombre raro y una inverosímil historia de vida. El martes, podría hacer historia al convertirse en el primer afroamericano elegido presidente de Estados Unidos.

Nacido en Hawai con una madre blanca de Kansas y un padre negro de Kenia, Obama pasó parte de su niñez en Indonesia.

En el discurso del 2004 para la Convención Nacional Demócrata que impulsó su estatus de estrella de rock, se presentó a sí mismo a Estados Unidos como alguien que esperaba acabar con las divisiones, políticas y raciales.

"En ningún otro país en la tierra mi historia es siquiera posible", dijo Obama, subrayando su herencia birracial como una metáfora para su llamado a la unidad.

"No hay una América liberal y una América conservadora, hay un Estados Unidos de América", señaló. "No hay una América negra y una América blanca y una América hispana y una América asiática, hay un Estados Unidos de América".

El senador por Illinois de un período, conocido por su conmovedora elocuencia, ahora atrae a decenas de miles a sus mítines políticos y es el autor de dos libros autobiográficos que han sido éxitos de ventas.

Para sus fanáticos, es un inspirador político de aquellos que aparecen una vez en una generación como el presidente John F. Kennedy y su hermano Robert, ambos asesinados en la década de 1960.

Para sus críticos, incluyendo a su rival republicano John McCain, Obama no es más que una celebridad con un pequeño currículum, un elocuente orador que predica políticas exteriores "ingenuas" y defiende políticas económicas "socialistas".

Pero si Obama, quien mantiene una sólida ventaja frente a McCain faltando apenas un día para las elecciones, obtiene tan buenos resultados como los sondeos predicen, el senador por Arizona y héroe de la Guerra de Vietnam se convertirá en el último de una larga fila de políticos que han subestimado a Obama.

Estos incluyen a la senadora por Nueva York Hillary Clinton, la ex primera dama a quien Obama venció en las primarias demócratas.

Fue en Hawái donde la madre de Obama, Ann Dunham, conoció a su padre, Barack Obama padre, quien pertenecía a una familia de pastores de cabras en Kenia y obtuvo una beca para estudiar en Estados Unidos.

Se casaron y ella dio a luz a su hijo cuando tenía apenas 18 años. Dos años después, el padre de Obama abandonó a la familia y su madre lo crió con la ayuda de sus abuelos.

Cupones y clases

Obama ha recordado que una vez su madre debió depender de cupones de alimentos para sobrevivir cuando él crecía. Cuando la familia se mudó a Indonesia cuatro años después de que ella se volvió a casar, su madre solía despertarlo regularmente a las 4:00 para darle clases.

Su madre y sus abuelos obtuvieron una beca que permitió a Obama asistir a la prestigiosa Punahou School en Honolulu. Luego asistió a Columbia University y a la Escuela de Leyes de Harvard.

Obama pasó sus primeros años de adulto como un organizador comunitario en Chicago, donde vive con su esposa, Michelle, y sus dos hijas, Malia, de 10 años, y Sasha, de 7 años.

Obtuvo prominencia nacional por primera vez en 1990 cuando se convirtió en el primer editor negro de la revista Harvard Law Review.

Más adelante trabajó como un abogado de derechos civiles y enseñó derecho constitucional en la University of Chicago. Fue elegido para el Senado de Illinois en 1996 pero sufrió una aplastante derrota en el 2000 cuando se postuló para el Congreso de Estados Unidos contra un demócrata que ya estaba en el cargo.

Sin embargo, en el 2004, fue elegido para el Senado de Estados Unidos.

Se le aconsejó no postularse a la presidencia, pero su candidatura ha sido impulsada por muchos afroamericanos, quienes constituyen un 12% de la población.

Ahora ve
No te pierdas