Empresarios advierten crisis prolongada

Líderes empresariales señalaron que el mundo debe prepararse para vivir una debacle prolongada; será más difícil el acceso al crédito, aumentará desempleo y la caída en el valor de inversione
Los consumidores deberán reducir sus deudas y aumentar el ah
DUBAI, Emiratos Árabes Unidos (AP) -

Líderes empresariales reunidos el 8 de noviembre en Dubai advirtieron al mundo que se prepare para una crisis económica prolongada, pero señalaron que el triunfo de Barack Obama en Estados Unidos ofrece esperanzas en un momento crucial para las finanzas globales.

La crisis financiera que comenzó con un derrumbe del mercado hipotecario en Estados Unidos está avanzando ahora hacia el sector bancario, y de allí a amplios sectores de la economía global. En su avance, ha dejado a millones de personas sin empleos, ha obligado a muchas familias trabajadoras a reducir drásticamente sus gastos, y ha llevado a la bancarrota a empresas que en una época eran muy prósperas.

El gobierno de Estados Unidos dijo recientemente que la tasa de desempleo subió al 6.5%, su nivel más alto en 14 años. La desocupación se extiende por el mundo. La agencia del trabajo de las Naciones Unidas dijo el mes pasado que el desempleo a nivel mundial llegará a 210 millones de personas para fines del 2009, la tasa más alta en 10 años.

Todavía se ignora cuán grave será la desaceleración de la economía, dijeron participantes en una reunión regional del Foro Económico Mundial, en Dubai.

"Seguiremos contando a nuestros hijos y nietos sobre esta crisis", dijo Mohamed El-Erian, co-presidente de Pacific Investment Management Co., una firma de inversiones de Newport Beach, California, más conocida como PIMCO. "No es fácil apagar el combustible de esta crisis ", añadió.

Por ejemplo, los consumidores en Estados Unidos enfrentan tres problemas: acceso más difícil al crédito, un aumento del desempleo, y una caída en el valor de las viviendas y de las inversiones, dijo El-Erian.

Otro tema que fue discutido entre los participantes fue la necesidad de recalibrar los gastos y las expectativas.

Howard Davies, director de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres, dijo que residentes de países como Estados Unidos y el Reino Unido no tienen otra alternativa que aumentar sus ahorros y reducir las deudas.

Ahora ve
No te pierdas