Paulson enfrenta al Congreso de EU

El líder del Tesoro salió en defensa del uso que se le ha dado a los recursos del rescate; legisladores piden que el gobierno aplique medidas para evitar las ejecuciones de viviendas.
Henry Paulson y Ben Bernanke defendieron el rescate financie
WASHINGTON (CNN) -

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, y miembros del Congreso midieron fuerzas el martes, en medio de presiones de los legisladores para que se use parte del dinero del plan de rescate para frenar las ejecuciones de casas, a lo que el funcionario respondió que el paquete es para invertir en compañías financieras.

Al iniciarse una audiencia de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, donde enfrentó preguntas sobre el manejo del programa, Paulson insistió en que la inyección de capitales a la banca era la forma más efectiva de restaurar la confianza y estabilizar el sistema financiero.

No obstante, la directora de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC), Sheila Bair, dijo a los legisladores que era 'esencial" que el Tesoro ofreciera garantías sobre préstamos y ayuda crediticia para disminuir las ejecuciones de viviendas bajo el plan de rescate aprobado por el Congreso el mes pasado.

El programa de 700,000 millones de dólares, el esfuerzo central del gobierno para aliviar la crisis crediticia que ha colocado en riesgo a las economías de Estados Unidos y del mundo, tenía como objetivo original comprar a los bancos los préstamos malos o "tóxicos", pero el Tesoro desechó ese plan y se ha enfocado en utilizarlo para comprar valores en las instituciones financieras.

Unos 290,000 millones de dólares de los primeros 350,000 millones autorizados bajo el programa ya han sido utilizados o han sido comprometidos para su uso, y Paulson dijo que quería reservar el saldo para el gobierno del presidente electo Barack Obama, que asume el 20 de enero.

"Esta crisis financiera es impredecible y difícil de contraatacar", dijo Paulson. "Por eso, a principios de la semana pasada concluimos en que era prudente reservar nuestra (...) capacidad, manteniendo no sólo nuestra flexibilidad, sino también la de la próxima administración", explicó.

El presidente de la comisión, el demócrata Barney Frank, difirió fuertemente con Paulson, quien dijo que tenía "reservas" en torno al uso de los fondos para frenar las ejecuciones de viviendas.

"El tema fundamental es nuestro desencanto de que no están siendo usados fondos de los 700,000 millones de dólares para suplementar las reducciones de ejecuciones", dijo Frank. "Hay, creo, una abrumadora y poderosa serie de razones por las cuales parte (...) del dinero debe ser utilizado para (mitigar) las ejecuciones hipotecarias", agregó.

Aunque dijo que tenía reservas sobre las propuestas ofrecidas, Paulson dijo a los legisladores que no había descartado completamente el uso de fondos del paquete de rescate para frenar la creciente ola de ejecuciones de viviendas.

La enorme cifra de incumplimientos de pagos hipotecarios ha desatado una crisis global de crédito que los economistas sostienen que amenazan con llevar a la economía estadounidense a una larga y profunda recesión.

Bair, cuya agencia asegura los depósitos bancarios, dijo que parte del dinero del rescate debería utilizarse para ayudar a propietarios de viviendas en problemas, ya que los programas federales actuales para estimular a los prestadores de servicios a modificar los hipotecas eran inadecuados.

Agregó que un estimado de cuatro a cinco millones de hipotecas entrarán a ejecución en los próximos cincos años si no se hace nada al respecto.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, testificando ante el mismo panel, dijo que usar el dinero del rescate para inyectar capital a los bancos "será crítico para restaurar la confianza y promover el retorno de los mercados del crédito a un funcionamiento más normal".

Señaló que había algunas señales de un retorno a condiciones más normales en los mercados de crédito, pero dijo que el ambiente seguía sin estabilizarse y que muchos bancos continuaban hasta octubre restringiendo sus préstamos.

"Existen algunas señales de que los mercados del crédito, si bien siguen bastante tensos, están mejorando", dijo Bernanke.

Ahora ve
No te pierdas