El Senado de EU 'revive' plan automotriz

Cuatro legisladores demócratas y republicanos llegaron a un acuerdo para un plan de ayuda al se las armadoras abogan por un paquete de 25,000 mdd para poder enfrentar la crisis.
Las ventas de autos habrían caído a alrededor de 11 millones

Cuatro senadores de Estados Unidos alcanzaron un acuerdo bipartidista para elaborar un plan de ayuda al atribulado sector automotor estadounidense, anunciaron el jueves los legisladores en un comunicado conjunto.

Los parlamentarios planean realizar una rueda de prensa a las 19:30 GMT "para discutir los detalles de un acuerdo bipartidista sobre un proyecto de ley para apoyar a la industria del automóvil", agregó la declaración.

Los senadores envueltos en las negociaciones son los demócratas de Michigan Carl Levin y Debbie Stabenow, y los republicanos Christopher Bond de Missouri y George Voinovich, de Ohio.

No fueron dados a conocer los detalles del acuerdo.

General Motors, Ford Motor y Chrysler pidieron al Gobierno un plan de emergencia de 25,000 millones de dólares para sobrellevar la profunda crisis de su actividad.

Los presidentes ejecutivos de las tres empresas testificaron ante dos comisiones del Congreso esta semana, pero salieron con las manos vacías.

Las acciones de GM y Ford pasaron rápidamente a terreno positivo tras la noticia del compromiso senatorial.

La Casa Blanca respalda el uso de 25,000 millones de dólares autorizados y asignados a través del Departamento de Energía para proveer de créditos a las automotrices.

Los líderes demócratas del Congreso prefieren sacarle 25,000 millones de dólares al fondo de rescate financiero de 700,000 millones de dólares.

Pero pese al acuerdo de los negociadores del Senado, la legislación enfrenta obstáculos. Tendría que existir acuerdo entre los 100 senadores, lo que es extraño, para permitir que el proyecto tenga una votación rápida en el Senado.

Si no se alcanza este acuerdo, lo antes que se podría votar es el sábado próximo y no estaba claro si los legisladores permanecerán en Washington hasta el feriado de Día de Acción de Gracias del 27 de noviembre.

Además, todo proyecto necesitaría al menos 60 votos para superar los obstáculos de procedimiento ya anticipados por los opositores.

Tampoco estaba claro si la Cámara de Representantes tendrá sesiones hasta tarde esta semana.

Otra posibilidad es una votación sobre el proyecto automotor en algún momento previo al feriado.

Esta semana, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, descartó una sesión posterior al feriado. Pero el líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, dijo que hablaría con Pelosi el viernes sobre otra sesión corta de trabajo.

Reid y Pelosi tienen agendado reunirse más tarde el jueves para discutirlo.

El respaldo de los demócratas de la Cámara es crucial para que cualquier iniciativa sea aprobada.

Ahora ve
No te pierdas