Merrill advierte recesión en México

El banco prevé que el Producto Interno Bruto crezca 0.4% en todo el 2009 debido a la crisis en la producción industrial, la generación de empleo y el salario muestran su cara negativa.
Los ajustes al presupuesto privilegiaron economía y segurida
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La economía mexicana probablemente entrará en recesión en 2009 es el reciente pronóstico de los analistas de Merrill Lynch.

Los expertos del banco prevén que México prácticamente no crecerá el próximo año al esperar una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de sólo 0.4%, debido a la exacerbación de la crisis de crédito de Estados Unidos que plantea un panorama de menor consumo de manufacturas mexicanas en esa nación, su principal socio comercial.

“Los fuertes vínculos en materia de manufactura con Estados Unidos pueden todavía provocar una desaceleración significativa en México”, dijo en un reporte Felipe Illanes, economista en jefe para América Latina de Merrill Lynch.

El gobierno mexicano ratificó el fin de semana pasado su perspectiva de un crecimiento de 1.8% para 2009.

El analista destaca sin embargo que la caída no es mayor debido a que la economía mexicana cuenta con mayores fuentes domésticas de crecimiento que en el pasado.

Así que una posición macroeconómica más fuerte, un manejo prudente de las políticas durante el ciclo a la baja y mejores precios del petróleo podrían ayudar al crecimiento de la economía mexicana y superar la recuperación estadounidense en 2010 cuando estima crecería 2.6%.

La economía mexicana creció tan solo 1.6% en el tercer trimestre, tras una expansión de 2.7% en el primersemestre del año.

La industria es el sector con mayor debilidad su producción se contrajo 1.3% en el tercer trimestre del año.

Merrill Lynch indica que el debilitamiento de la industria ya está afectando el empleo, con la creación de empleos cayendo de manera constante de 4% a principios de este año a menos de 1% en octubre, al tiempo que se reducen las horas trabajadas y los salarios reales presentan una contracción, al tiempo que continúa la caída en las remesas.

Ahora ve
No te pierdas