Los estadounidenses 'guardan' la tarjeta

Los consumidores están reduciendo sus gastos mediante el plástico debido a la crisis financiera según analistas, la situación empeorará a medida que los bancos restringen el crédito.
Antes de adquirir una tarjeta de crédito, compara el CAT par
NUEVA YORK (CNN) -

Los estadounidenses están descubriendo que ya no es bueno cargarlo todo a las tarjetas.

Los bancos no sólo están reduciendo la emisión de nuevas tarjetas y el crédito disponible a las existentes, sino que la evidencia sugiere que en esta temporada de compras de fin de año, los consumidores han sido mucho más cautelosos a la hora de endeudarse de lo que habían sido.

En medio de la peor recesión en décadas y la combinación de un creciente desempleo y un deterioro del mercado inmobiliario, los consumidores han resistido la tentación de sacar sus tarjetas para pagar por artículos que no pueden costear.

Meredith Whitney, una prominente analista bancaria de Oppenheimer & Co, advirtió el lunes que la renuencia a endeudarse aún más sería apenas la punta del iceberg y previó una caída del 45% en la liquidez de las tarjetas de crédito.

Eso probablemente signifique nuevas malas noticias para las minoristas y es una espada de doble filo para los bancos, que emiten tarjetas y buscan esquivar los incumplimientos, pero también sufren si las tarjetas simplemente se dejan de usar.

"Justo saldé mis deudas. Soy muy, muy respetuosa cuando se trata del crédito", dijo Rose Fernández, una policía quien hasta hace poco tenía una deuda de hasta 6,000 dólares a cuestas.

Mientras buscaba ofertas en un centro comercial de Jersey City, Fernández aseguró que su familia vivía de acuerdo a su presupuesto y sin entrar en gastos extraordinarios.

Janice Peters, una trabajadora social con una deuda de entre 4,000 y 6,000 dólares en sus tarjetas de crédito, dijo que estaba comprando cuidadosamente porque "realmente no hay mucho dinero. Según las noticias, (la situación) se pondrá peor", afirmó.

"Estoy tratando de no gastar y tratando de usar las tarjetas de crédito. El balance es preocupante", sostuvo.

Las cifras sobre el uso de las tarjetas de crédito en el gran día de compras que sigue al feriado de Acción de Gracias, el "Viernes Negro", aún no estaban disponibles.

Spendingpulse, el servicio de datos minoristas de MasterCard Advisors, una unidad de MasterCard Inc, y Visa Inc dijeron que no podían proveer los detalles sobre la utilización de las tarjetas durante el fin de semana.

Pero para los analistas la tendencia es clara.

"Definitivamente ya comenzamos a ver una caída en el gasto en general de las tarjetas de crédito. Las persona están gastando lo que tienen, utilizando sus tarjetas de débito, en lugar de tomar prestado a los bancos usando sus tarjetas", dijo John Williams, analista de Macquarie Research.

Aversión al riesgo

Por años, los estadounidenses gozaron de un fácil acceso al dinero plástico, ya que las compañías financieras inundaron sus correos con tarjetas de crédito listas para ser usadas.

Ahora, casi asfixiados con las pérdidas crediticias, los bancos recortarían sus préstamos agresivamente.

Whitney estimó que de la cantidad del crédito disponible, la industria estadounidense de las tarjetas de crédito podría reducir más de 2 billones de clientes en los próximos 18 meses.

Los bancos han dicho que las nuevas regulaciones, que están siendo discutidas en el Congreso, los obligarían a endurecer sus políticas crediticias.

"El hecho es que las compañías de las tarjetas de crédito están racionando el crédito y las personas están siendo más cautelosas, por lo que espero que las ventas minoristas de esta temporada festiva y el uso de las tarjetas de crédito sean sumamente débiles", dijo Howard Shapiro, analista de Fox-Pitt Kelton.

Los emisores de tarjetas como American Express Co y Discover Financial Services serían los más golpeados, pero los bancos como Bank of America Corp, Citigroup Inc y JPMorgan Chase & Co -para quienes las tarjetas de crédito son un punto clave de sus ganancias- también se verían afectados.

Ahora ve
No te pierdas