El Tesoro evalúa nuevo plan hipotecario

El Departamento busca que los bancos bajen su tasa de interés en nuevos préstamos hipotecarios; el Tesoro adquiriría los seguros de crédito para respaldarlos, según The Wall Street Journal.
WASHINGTON (Notimex) -

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos buscará que los bancos reduzcan la tasa de interés en nuevos préstamos hipotecarios a través de un programa que pretende alentar el moribundo mercado nacional de la vivienda, reveló el jueves la prensa. Bajo un plan, aún en desarrollo, el Tesoro adquiriría los seguros de crédito para respaldar nuevos préstamos a 30 años para la compra de casas, pero los bancos tendrían que reducir la tasa de interés, informaron los diarios The Washington Post y Wall Street Journal.

La tasa de interés en créditos hipotecarios a 30 años en la actualidad oscila entre 5.6 y 6.8% y la intención del Departamento del Tesoro es lograr que los bancos la reduzcan hasta 4.5%.

El programa significaría la más directa intervención del Tesoro en el mercado hipotecario, desde que en septiembre pasado anunció la intervención de Fannie Mae y Fredie Mac, las dos principales empresas del ramo, con el propósito de evitar su quebranto.

Según la iniciativa, serían estas dos empresas las que tendrían a su cargo la compra de los seguros de créditos hipotecarios.

The Washington Post indicó que aunque no está claro de dónde prevendrían los fondos para estas compras, una posibilidad sería obtener fondos mediante la venta de bonos a una tasa menor al 4.5%, abriendo así la posibilidad de obtener una ganancia.

The Wall Street Journal señaló por su parte que la iniciativa es considerada por funcionarios en el Departamento del Tesoro como una herramienta que podría eventualmente detener la caída en los precios de la vivienda, avivada por una menor demanda provocada a su vez por altas tasas de interés.

La revelación se produce días después que el secretario del Tesoro, Henry Paulson, reveló que el gobierno prepara nuevos programas para estimular el constreñido mercado crediticio, donde hasta los esfuerzos oficiales han resultado infructuosos.

Esto fue evidente la semana pasada cuando el Tesoro y el Banco de la Reserva Federal anunciaron el desembolso de más de 800,000 millones de dólares para apoyar la reactivación del crédito entre los pequeños comercio.

Ahora ve
No te pierdas