México achica monedas ante la crisis

El gobierno acuñaría monedas de menor tamaño y con metales más baratos, para bajar su costo; la propuesta hecha por el presidente Calderón se aprobó en el Senado y ahora va a la Cámara baj
La reducción en el costo del dinero en EU puede reducir las  (Foto: )
MEXICO (AP) -

México, siguiendo el ejemplo de varios países, ha propuesto acuñar monedas de menor tamaño con metales más económicos para abaratar su costo, en medio de la crisis financiera y los aumentos en los precios de los metales.

El Senado aprobó el jueves un proyecto del presidente Felipe Calderón para modificar la forma de acuñación. El plan aguarda la aprobación de la cámara baja del Congreso que votará en febrero.

Enrique Lobato, ejecutivo del Banco Central mexicano, dijo que en vista de las dificultades económicas hay que buscar mayor eficiencia.

La economía mexicana presenta un déficit del 1.8% en su presupuesto, el primero en años, y el presupuesto del año próximo de 3 billones (correcto) de pesos (224,000 millones de dólares) será ajustado.

Lobato dijo que según la propuesta de Calderón, el banco podría ahorrar unos 200 millones de pesos (15 millones de dólares) por año en costos de producción.

Los costos totales de producción en la acuñación de la moneda este año alcanzaron casi 1.000 millones de pesos (73.5 millones de dólares), dijo. Los costos incluyen el precio de los metales y la acuñación de la moneda. El banco produce 1,500 millones de monedas por año.

México tiene ocho tipos de denominaciones en monedas: 5, 10, 20 y 50 centavos, y 1, 2, 5 y 10 pesos. El plan, de ser aprobado, reduciría el tamaño de las cuatro monedas más pequeñas, como también la cantidad de cobre, cinc y aleaciones de níquel en cada una de las monedas de a pesos, y en las de 20 y 50 centavos.

En México, el uso de monedas ha crecido en un 6% anual, dice el gobierno. Hay unos 20,000 millones de monedas en circulación.

La inflación anual mexicana subió a un récord de siete años del 6.2% en las primeras dos semanas de noviembre, y el peso ha perdido más del 30% respecto del dólar desde el 1 de agosto.

Los precios de los metales básicos, incluyendo cobre y aluminio, han subido a niveles récord este año, aunque han caído a casi un 60% de los niveles del 2007. El níquel ha caído un 80%.

Arturo Antón, economista de un centro de investigaciones económicas, dijo que los ahorros proyectados no tendrán un impacto económico profundo.

"Es algo simbólico durante una época de crisis", afirmó.

Ahora ve
No te pierdas