Rescate automotriz, urgente para México

Sin el apoyo estadounidense a GM, Chrysler y Ford, México puede perder hasta el 1.5% del PIB; las tres armadoras contribuyen con más del 50% de la producción, ventas y exportaciones del sec
La industria automotriz mexicana depende en parte del rescat
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El rechazo del Senado estadounidense al plan de rescate de las tres principales compañías automotrices de Estados Unidos pone en riesgo a la mitad de la industria en México.

“Para México el rescate automotriz es fundamental debido a la importancia que éstas empresas tienen en el sector automotriz mexicano”, dijo Lucía Martín Rivero, analista de Ixe Casa de Bolsa.

General Motors, Chrysler y Ford participan con el 54% de la producción nacional de automóviles ligeros, 54% de las exportaciones, el 53% de las ventas internas y emplean a más de  24,600 personas de forma directa.

La industria automotriz en México contribuye con cerca del 3% del Producto Interno Bruto (PIB) y más del 12% de la producción total de la industria manufacturera.

No sólo eso, las “tres grandes de Detroit” son parte importante de la economía de seis estados del país: Coahuila, Chihuahua, Estado de México, Guanajuato, San Luis Potosí y Sonora.

En síntesis las tres armadoras contribuyen con casi el 1.5% del PIB al considerar sus propias operaciones y las de empresas de autopartes.

General Motors, Chrysler y Ford se enfrentar a su mayor crisis debido a una caída de  en sus ventas  -solamente en noviembre pasado las ventas en Estados Unidos de autos se desplomaron 36.7% a tasa anual-, por la recesión en el mercado estadounidense, sus crecientes pasivos laborales y una desaceleración de la economía mundial.

 Efectos de la crisis automotriz

La producción de automóviles en México se ha defendido de los problemas en Estados Unidos, al vender a otros mercados.

Las ventas de automotores al mercado estadounidense cayeron 2.6% entre enero y noviembre, mientras que  a otras regiones y países crecen, como a Europa (17.4%), Latinoamérica (22.2%) y Canadá (21.5%).

Sin embargo, Estados Unidos se mantiene como el principal destino de las exportaciones de automóviles hechos en México (70.7%) y de ese porcentaje la mayor parte corresponde a las ventas de las firmas estadounidenses, que hoy demandan apoyos por al menos 34,000 millones de dólares para evitar su quiebra.

“En general, el panorama automotriz sigue complicándose y lo más probable es que las cifras de los siguientes meses mostrarán un mayor deterioro, ya que la demanda estadounidense continúa contrayéndose”, dijo Miguel Ángel Medrano, analista de Santander.

El Senado norteamericano rechazó la semana pasada otorgar un plan de apoyo de 14,000 millones de dólares a las tres armadoras, para evitar su colapso.

Sin embargo el presidente George Bush dijo que podría utilizar parte de los 700,000 mdd del rescate financiero para apuntalar al sector automotriz. 

 Mercado interno

Las ventas en México cumplieron cuatro meses consecutivos de baja -19.6% en noviembre a tasa anual- principalmente por la incertidumbre de la situación económica, las mayores tasas de interés (el 50% de las ventas son a crédito) y la entrada de autos usados procedentes de Estados Unidos a México cuya apertura total entrará en vigor el año que entra.

Ahora ve
No te pierdas