EU sí considera la bancarrota automotriz

Paulson dijo que la quiebra no es opción, pero si se llega a ella debe hacerse de forma ordenad GM y Chrysler logran avances sobre un acuerdo para conseguir préstamos de emergencia.
NUEVA YORK (CNN) -

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, entregó el jueves señales confusas sobre las posibilidades de un rescate a la industria automotriz del país, afirmando que el fracaso no es una opción, pero agregó que la bancarrota debería ser de forma "ordenada". "El presidente (George W.) Bush ha sido bastante claro sobre que, como el Congreso no actuó, él quiere tomar medidas para evitar el fracaso", dijo Paulson, hablando en un evento nocturno patrocinado por la revista Business Week.

Pero agregó: "Si el resultado correcto es la bancarrota, entonces es mejor llegar a ella mediante un proceso ordenado".

Paulson también sostuvo que el sistema de supervisión estadounidense estaba roto y que necesita de una actualización que pueda llevar a la Reserva Federal a convertirse en un megarregulador, con poderes sobre las grandes instituciones financieras. "La Fed debería supervisar los fondos de cobertura", afirmó.

Los comentarios representan un importante cambio en la postura del secretario del Tesoro, quien frecuentemente había dicho que no creía que los fondos de cobertura debiesen ser regulados.

Avances

General Motors Corp y Chrysler LLC lograron importantes avances en la noche del jueves sobre un acuerdo para conseguir préstamos de emergencia como parte de un paquete de ayuda del gobierno de Estados Unidos, dijeron fuentes cercanas a las negociaciones.

El paquete demandaría una reestructuración completa de las firmas automotrices.

Los préstamos federales de emergencia para ambas compañías podrían ser anunciados por el gobierno el viernes, según las fuentes, que no fueron autorizadas a discutir las negociaciones.

Tanto GM como Chrysler han sido obligadas a paralizar plantas y despedir a miles de trabajadores mientras intentan reunir dinero y han advertido que podrían enfrentar la bancarrota sin la ayuda federal.

El paquete de ayuda ha sido patrocinado por la Casa Blanca y exigiría que ambas automotrices se reestructuren buscando nuevas concesiones de prestamistas y los trabajadores organizados, dijeron dos personas informadas sobre las negociaciones.

 

Ahora ve
No te pierdas