OCDE prevé 25 millones de desempleados

José Ángel Gurría, líder del organismo, dijo que los despidos superarán las previsiones mundiales; señaló que algunos países estarán en recesión hasta la segunda mitad del 2009.
PARÍS (CNN) -

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió hoy que hasta 25 millones de personas más perderán su empleo durante el próximo año y 2010 a causa de la crisis económica global, que podría acabar hasta 2011. 

"Habrá de 20 a 25 millones de desempleados más en el mundo de aquí al 2010, de los cuales entre ocho y 10 millones en los países de la OCDE", afirmó el secretario general del organismo que alberga a las principales economía del mundo, José Ángel Gurría. 

En una entrevista con la emisora local France Info, el funcionario dijo que las previsiones son muy desfavorables, porque ningún país se salvará de la crisis económica y porque el desempleo será mayor a las estimaciones de organismos internacionales. 

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estimó a finales de octubre pasado que la crisis provocaría alcanzaría la cifra récord mundial de 210 millones de desempleados a fines de 2009, aunque Gurría estimó que al menos serán 20 millones más. 

Explicó que la recesión que afecta ya a los 30 países miembros de la OCDE tocará fondo y seguirá al menos durante los dos primeros trimestres el próximo año, aunque en muchos otros se extenderá al tercer trimestre de 2009. 

Luego, agregó el titular de la OCDE la radioemisora francesa, vendrá el comienzo de crecimiento positivo hacia finales de 2009, pero débil, aclaró, y agregó que el retorno a la normalidad se espera en 2011. 

En su último informe sobre las perspectivas económicas mundiales, publicado a fines del mes pasado, la OCDE estimó que sus países miembros estarían en recesión en 2009 y que para la mayoría de ellos podrá encaminarse hasta después del segundo semestre de 2010. 

La OCDE destacó en su reporte que la recesión global sería tan "sería", que incluso podría llegar a ser más severa que la que el mundo vivió a principios de la década de los años 80 y se acompañaría de un gran desempleo. 

Gurría dijo que pese a que los últimos meses de este año se han caracterizado por los múltiples planes de rescate que han adoptado muchos países para salvar sus economías, la cuestión ahora es saber si estas medidas "ayudarán a evitar la pérdidas de empleos", concluyó.

 

 

Ahora ve
No te pierdas