Crisis limita las compras de Año Nuevo

Aunque los centros comerciales estuvieron abarrotados, la gente únicamente fue a ver; las familias procuraron únicamente comprar lo absolutamente necesario para despedir el 2008.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Las tiendas de autoservicio, los mercados públicos y los tianguis registraron este martes un incremento en sus ventas, derivado de los preparativos de la cena de Año Nuevo. Bebidas, botanas, antojitos, desechables, así como los ingredientes para los platillos que se degustarán en la llamada noche vieja, son frecuentes en los carritos de diversas tiendas de autoservicio cuyos estacionamientos lucieron abarrotados.

Durante un recorrido por diversas tiendas departamentales, tianguis y centros comerciales del norte de la ciudad de México, se observó a personas que en esta ocasión no incluyeron más que lo necesario para la cena en la mercancía que adquirieron.

"Los regalos ya se entregaron en Navidad", señaló Gloria Hernández, quien consideró que ante los efectos de la crisis económica lo mejor es pagar deudas "porque luego los intereses son impagables y a mí ya me pasó en 1995".

Explicó que con su aguinaldo y el de su esposo apenas pagaron 70% de lo que debían de tres tarjetas de crédito, aunque aseguró que lo demás podrán saldarlo en el primer trimestre del año "que es cuando han dicho que comenzará a sentirse el peso de la crisis".

En el centro comercial Plaza Satélite hubo quienes tardaron más de una hora para encontrar estacionamiento, pero la gente solamente fue a ver, a pasear y lo que más consumían eran helados, golosinas y antojitos.

Pedro Islas, encargado del departamento de electrónica de una tienda departamental señaló que este año las ventas no han sido como en otras temporadas navideñas, pues se esperaba una mayor demanda de artículos como pantallas de plasma.

Se comercializó aproximadamente la mitad de lo estimado, además de que la mayoría de la gente que las compró las pagó en efectivo, pues "parece que nadie quiere cargar de más las tarjetas de crédito, como tradicionalmente ocurre a fin de año", expuso.

A su parecer, las ventas no se recuperarán en los próximos días, aunque precisó que "no es que hayan estado mal, simplemente no fueron lo que se esperaba y si no se vendió antes del 24 (de diciembre) menos ahora, porque guardan su dinero para el Día de Reyes y para la cuesta de enero".

Jesús Rentería, quien tramitaba la devolución de una cámara fotográfica en un centro comercial, explicó que había adquirido ese artículo a 12 meses sin intereses, "pero ayer llegó mi estado de cuenta y me cargaron el pago en una sola exhibición y así no me conviene porque me descapitalizo".

Con el dinero devuelto, detalló, financiará la mitad de los gastos por el Día de Reyes, pues tiene dos hijos qué atender y además a pesar de que pagó con tarjeta de crédito, le devolverán efectivo que ocupará en esa misma tienda para esa fecha.

En un mercado público, la señora Tere vende carne de cerdo, lomos, piernas, costillas y filetes, pero "el negocio de hoy y mañana es la preparación de toda esa carne para que los clientes solamente lleguen a su casa a hornearla o mejor aún, aquí enfrente las hornean por 100 pesos la charola".

Mientras el precio del kilogramo de carne es de 70 pesos, doña Tere la pesa con chile, pasas, almendras, nueces, manzana, piña, naranja, refresco de cola, una cerveza, vino blanco y mantequilla, cuyo precio por kilo de es 150 pesos.

En la zona de frutas y verduras los productos con mayor demanda son los romeritos, las papas, los nopales y las uvas, pero lo más caro son los camarones, el mole, el bacalao y todos los ingredientes para su preparación.

"Lo que está carísimo es el jitomate, lo están dando de a 25 a 35 pesos el kilo", dijo Cristina Martínez, quien aseguró que "haciendo cuentas me voy a gastar 900 pesos en todo, incluyendo los refrescos", estimó.

De acuerdo con Eusebio Jiménez, quien vende chiles secos, mole y especias, las ventas son similares a las del año pasado, además de que con la crisis económica no se esperaba un incremento.

"Desde la época de (Día de ) Muertos se comienza a pulsar a la gente y se ve cómo estarán las ventas en diciembre", detalló.

Con 25 años de contar con un local en el mercado de San Juan, "ya conocemos a nuestros clientes, sabemos interpretar el sentir de la gente y la verdad es que se ve con preocupación sobre cómo vienen las cosas para el año que entra", puntualizó.

 

 

Ahora ve
No te pierdas