Italia y España reducen su inflación

En España, los precios al consumidor bajaron a 1.5% en diciembre y en Italia cayeron 0.2%; la baja, mayor a la prevista, presiona al BCE a que recorte más las tasas para evitar una deflación.
MADRID/ROMA (CNN) -

La inflación de Italia y España se desaceleró más de lo previsto en diciembre, incrementando la presión sobre el Banco Central Europeo (BCE) para que siga recortando las tasas de interés a fin de evitar una posible deflación en la zona euro.

La inflación española tocó un mínimo en una década de 1.5%, pues una severa desaceleración económica coincidió con agudas reducciones de los precios de los alimentos y las materias primas.

En Italia, los precios al consumidor descendieron el 0.2% en el mes y bajaron la inflación anual al 2.3% desde el 2.7% visto en noviembre.

Las cifras se suman a otras fuertes caídas de la inflación vistas en Alemania, la mayor economía de la zona euro, y Eslovenia.

También refuerzan las expectativas de los economistas de una disminución adicional de la inflación a niveles inferiores al techo previsto por el BCE para los precios, incrementando la probabilidad de que caigan las tasas de interés oficiales.

El domingo, el vicepresidente del BCE Lucas Papademos dijo que podrían necesitarse nuevos recortes de tasas para defender a la economía de la zona euro y enfatizó que las autoridades mantendrían a raya a la deflación.

"Haremos los que sea necesario, en términos del momento y en términos del tamaño (de la acción en materia de tasas de interés) para asegurar que se preserve la estabilidad de precios", dijo a los periodistas al margen del encuentro anual de la Asociación Estadounidense de Economía en San Francisco.

El euro cayó el lunes a sus mínimos contra el dólar desde mediados de diciembre, lo que algunos operadores atribuyeron al aumento de las expectativas de recortes de tasas del BCE.

El banco ya ha disminuido su tasa de interés referencial en 1.75 puntos porcentuales desde octubre al 2.5% actual. Los mercados anticipan una reducción de otros 50 puntos básicos, o más, cuando el BCE mantenga su próximo encuentro de políticas el 15 de enero.

La inflación en la zona euro, que ahora cuenta con 16 países tras la incorporación de Eslovaquia el 1 de enero, ha retrocedido constantemente desde el techo de 4% a mediados de año.

Las cifras de España, Italia y Alemania resultaron todas más flojas de lo previsto y los economistas encuestados por Reuters anticipan que la inflación de la zona euro habría descendido al 1.8% en diciembre desde 2.1% en noviembre.

El martes se publicará el dato preliminar de la inflación en el bloque.

Papademos dijo que el BCE preveía que la inflación bajaría considerablemente a mediados del 2009, posiblemente tornándose negativa en algunos países, pero que probablemente retorne a la estabilidad de precios -algo cerca pero debajo del 2%- para fin de año.

"No se permitirá que la inflación caiga significativamente debajo del 2% por un período de tiempo prolongado, a mediano plazo (...)", dijo.

En Italia, los economistas habían previsto una inflación anual del 2.4%. En España, la inflación armonizada por las normas de la Unión Europea se ubicó debajo de una proyección de Reuters, de 1.9%, con una caída desde el 2.4% de noviembre.

Ahora ve
No te pierdas