Italia busca reposicionar al G8

Berlusconi promueve incluir a potencias en desarrollo para hacer contrapeso a la influencia del G20; se ha acercado a Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México y Sudáfrica.
ROMA/LONDRES (CNN) -

Italia, que ve cómo su presidencia del Grupo de los Ocho se convirtió en algo secundario debido a que Gran Bretaña hizo del G20 el foco para arreglar la crisis financiera global, espera dejar su marca cambiando la imagen del G8 como un club de las naciones ricas de Occidente.

La crisis financiera ha elevado al G20 a la categoría de un foro de líderes mundiales. La cumbre organizada por el primer ministro británico, Gordon Brown, en abril en Londres promete robar la atención del encuentro del G8 previsto para julio en Italia.

La misión del G8 -formado por Estados Unidos, Japón, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia, Canadá y Rusia- es enfrentar los desafíos globales, que van desde la economía hasta el medio ambiente. Pero cada vez se lo ve más como un foro exclusivo y poco representativo.

"Hace 10 años el G7 representaba al 80 por ciento del PIB mundial, estaba unido alrededor de una moneda única, el dólar, y personificaba los valores democráticos predominantes", dijo el ministro italiano de Economía, Giulio Tremonti, en una entrevista con el diario francés Les Echos esta semana.

"Ahora el G8 equivale sólo a la mitad del PIB mundial y ya no es representativo del mundo en que vivimos", sostuvo.

En tanto, el G20 -que hasta ahora reunía a funcionarios de finanzas y de bancos centrales de 19 economías y a la Unión Europea- tiene la urgente tarea de reanimar el crecimiento global y reformar el sector financiero.

"En la última crisis el G20 ha tomado el liderazgo porque Estados Unidos lo ve como un mejor foro para la toma de decisiones", dijo el ex ministro de Relaciones Exteriores de Itlia Massimo D'Alema. "El mundo ha cambiado y no se le puede conducir con instrumentos desactualizados", añadió.

Los elogios por su manejo de la crisis le han dado a Brown una segunda oportunidad, después de las dudas sobre su permanencia en el cargo. Para repuntar en las encuestas, Brown necesita que sus logros en el G20 lo eleven frente a sus rivales en Gran Bretaña.

Pero Berlusconi no se dejará eclipsar tan fácilmente. Ha dicho que el G20 que es demasiado poco manejable para tomar decisiones, llamándolo "sólo una mesa redonda, con cada uno de los líderes casi siempre leyendo un discurso preparado".

En vez de eso, promueve la idea de ampliar el G8 para incluir a las principales potencias del mundo en desarrollo.

El G8 empezó como el G6 durante la crisis del petróleo en los 70 y ha crecido a paso de tortuga para agregar a Canadá y a Rusia. Ahora se reúne frecuentemente con el G5 (China, India, Brasil, Sudáfrica y México) y otros como Australia, Indonesia y Corea del Sur.

Ahora ve
No te pierdas