Las dudas económicas ‘invaden’ a Davos

Los líderes mundiales iniciaron las sesiones para encontrar una salida a la crisis financiera; ejecutivos temen que los efectos negativos duren hasta dos años en las principales economías.
Wen Jiabao
DAVOS (CNN) -

La confianza entre los responsables de las principales compañías del mundo reunidos en Davos se ha evaporado y el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, dijo el miércoles que un sistema financiero demasiado frágil necesitaba reformas.

Pero una disputa sobre el yuan entre Estados Unidos y China trajo dudas sobre la voluntad política de actuar en conjunto.

Los líderes empresariales y las autoridades gubernamentales presentes en el Foro Económico Mundial, de cuatro días de duración, dijeron que no había soluciones fáciles para la crisis del crédito y que se necesitaban grandes programas de gobierno.

En la aldea alpina de Davos no se ven muchos ejecutivos de bancos, un sector golpeado por la crisis, pero los funcionarios de los gobiernos sí estarán trabajando detrás de la escena antes de una cumbre del Grupo de los 20 que se realizará en abril y de una cumbre del G8 en julio.

Trichet dijo a Reuters que el G20 estaba haciendo un "buen trabajo" en las políticas para dejar atrás los problemas en el sistema financiero, pero que se necesitaban reformas de fondo.

"Todos pueden ver que el sistema actual es demasiado frágil, y que tenemos que reintroducir un elemento de recuperación (...) y que necesitamos hacerlo sin consideraciones de ninguna clase a intereses creados", dijo.

Los presidentes de las grandes corporaciones todavía están dando tumbos.

"No hay remedios mágicos. Mi opinión es que habrá de 18 a 24 meses de un ambiente económico muy difícil", dijo María Ramos, directora ejecutiva de Transnet, una compañía de logística y ferroviaria de Sudáfrica, en una entrevista con Reuters.

"40% de la riqueza del mundo fue destruida en los últimos cinco trimestres. Es una cifra casi inabarcable", dijo Stephen Schwarzman, presidente de la compañía líder en acciones privadas Blackstone Group. "La forma de hacer negocios será muy distinta", vaticinó.

Poco antes del discurso del primer ministro chino Wen Jiabao, se intensificó la disputa sobre las políticas cambiarias de Pekín, después de que el nuevo secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner señaló que China manipulaba su moneda.

Un diplomático chino dijo que Washington tenía suficiente evidencia para saber que China no manipula su tipo de cambio.

"No creo que sea justo cambiar de repente la postura del Gobierno norteamericano", dijo el diplomático en Londres, una de las numerosas capitales europeas que Wen visitará después de Davos.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, se reunirá en privado con Wen en Davos para compartir ideas sobre cómo las potencias pueden cooperar en su manejo de los problemas económicos. Ningún alto funcionario del Gobierno de Obama está allí.

La postura de Rusia también será escudriñada de cerca. El portavoz de Putin dijo que se reuniría con inversores, que han sido afectados por la crisis que ataca a la economía rusa, pero culpó previamente a Estados Unidos por "contagiar" a otros.

Un sondeo anual de PricewaterhouseCoopers entre más de 1,100 presidentes de empresas arrojó un sombrío escenario para la reunión anual de Davos.

Sólo un 21% de los encuestados dijeron tener mucha confianza en un aumento de la facturación en los próximos 12 meses, una disminución desde el 50% de hace un año.

Las esperanzas de una recesión corta, en forma de "V", parecen haberse evaporado dado que la mayoría de los líderes empresariales tan sólo anticipan una recuperación lenta y gradual a lo largo de los próximos tres años.

"La visión a tres años es un poco mejor, pero la mala noticia es que no es mucho mejor", dijo Tony Poulter, responsable global de consultoría en PwC.

Los delegados en Davos estaban unidos en torno a la opinión de que aún está lejos el repunte económico.

Stephen Roach, presidente para Asia de Morgan Stanley, coincidió en que los próximos tres años serán muy difíciles.

"El concepto de una vigorosa recuperación con forma de 'V' es para los ciclos económicos del pasado, no para este ciclo económico post-burbuja, post-crisis. Va a ser un largo y arduo camino el 2010 y el 2011", dijo Roach.

El Fondo Monetario Internacional pronosticó que la economía mundial se desaceleraría a cerca de cero este año, advirtiendo que los riesgos de deflación estaban aumentando.

El sombrío escenario ha dejado al fondo soberano de Dubai temerosa de hacer grandes inversiones a largo plazo, aun cuando ven los precios de los activos a niveles razonables.

"Todavía estamos muy nerviosos acerca de hacer algunas apuestas agrandes -vemos que que la crisis financiera empeora. No habrá una solución con varita mágica al problema", dijo el director ejecutivo Sameer al-Ansari en entrevista.

Ahora ve
No te pierdas