Los detalles del plan de Obama

El Senado estadounidense comenzará a debatir esta semana el proyecto de estímulo económico; los demócratas impulsan un plan de casi 900,000 mdd que pretende sacar a EU de la recesión.
CRISIS
WASHINGTON (CNN) -

El Senado estadounidense empezará a debatir esta semana un proyecto de estímulo económico de casi 900,000 millones de dólares, dando a los republicanos una oportunidad para modificar la legislación, que fue aprobada en la Cámara de Representantes sin ningún voto de la oposición.

El debate en el Senado podría prolongarse por más de una semana, dejando poco tiempo para que los negociadores de la Cámara y el Senado tengan listo un proyecto para mediados de febrero -el plazo que puso el presidente Barack Obama.

A continuación, algunos detalles de la legislación impulsada por los demócratas, que pretende sacar a Estados Unidos de una recesión que vio a la economía contraerse a una tasa anual de un 3.8% en el último trimestre del último año, la mayor baja trimestral desde 1982:

  • Como está actualmente escrito, el proyecto del Senado contiene 342,000 millones de dólares en alivios impositivos temporales y más de 545,000 millones de dólares en gasto, que suman cerca de 887,000 millones de dólares. Ese gasto se desarrollaría a lo largo de muchos años, pero la meta es mover la mayo parte de los fondos este año y el próximo para ayudar a generar empleos a través de nuevos proyectos de construcción y otros programas.
  • La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de un costo estimado cercano a los 819,000 millones de dólares, incluyendo 275,000 millones de dólares en recortes impositivos a lo largo de dos años. Ningún republicano votó a favor del proyecto después de que no pudieran eliminar todo el gasto y sustituirlo por su propio paquete de recortes impositivos, calculados en un costo de unos 478,000 millones de dólares.
  • La versión del Senado es más cara, debido principalmente a una disposición tributaria que protegería a los contribuyentes de clase media de ser empujados a pagar un impuesto que estaba destinado a los más ricos.
  • Obama dice estar abierto a nuevas ideas tanto de republicanos como de demócratas que fortalezcan el proyecto, tanto por el lado de los impuestos o del gasto.
  • Entre las modificaciones que los senadores consideraban proponer durante el debate del Senado están:
  1. Dedicar más gasto para las inversiones, al tiempo que se recortan otros gastos que podrían no crear empleos;
  2. Imponer una moratoria de 90 días en las ejecuciones hipotecarias, que se han elevado estratosféricamente a medida que la economía se hunde;
  3. Incrementar el radio de los recortes impositivos al gasto. Esto podría incluir más ayuda para que los empresarios puedan invertir y crear empleos, permitiendo nuevos alivios impositivos para las compañías que repatrien las ganancias obtenidas en el extranjero.
  • A pesar de las críticas de los republicanos, una votación bipartidista podría no estar fuera de alcance. El senador Charles Grassley, el principal republicano en el panel de Finanzas del Senado, dijo a la prensa que se sentía satisfecho con el monto de la parte tributaria del proyecto y que sus compañeros republicanos apoyaban cerca del 90% del plan. Los republicanos están particularmente irritados acerca del crédito fiscal refinanciable que Obama quiere, que incluiría a trabajadores de bajos ingresos que no pagan impuesto a la renta, pero sí pagan los impuestos de la Seguridad Social y de Medicare. Algunos republicanos también objetan agregar 87,000 millones de dólares en ayuda adicional a Medicaid a los estados y preferirían préstamos.
  • Cualquier senador contrariado podría entorpecer el paso del proyecto. Los demócratas, que controlan la Cámara, podrían buscar terminar el debate y pasarlo a votación.
  • Los demócratas espera que las votaciones finales sobre uno de los proyectos sea realizada para mediados de febrero, con Obama firmándolo para que se convierta en ley rápidamente.

 

Ahora ve
No te pierdas