Las dudas por el nuevo rescate en EU

Analistas dijeron que el paquete amplía los viejos procedimientos para sortear la crisis financiera; el gobierno busca combatir los activos tóxicos de los bancos y frenar las ejecuciones hipotecarias.
WASHINGTON (CNN) -

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, develó este martes un plan para rescatar al sector financiero, cuyas pérdidas ya exceden el billón de dólares, pero las dudas acerca de su efectividad continúan.

El paquete se apoya mucho en un esfuerzo para atraer capital privado por la vía de entregar garantías estatales para los devaluados títulos ligados a hipotecas y a otros préstamos de consumo. Otros intentos de ese tipo realizados hasta la fecha han fracasado.

"Para toda la retórica acerca de que este es un nuevo plan, ellos no han hecho nada más que repetir y ampliar los viejos procedimientos", dijo Steven Ricchiuto, economista jefe de Mizuho Securities USA.

Los inversores también se han quejado acerca de la falta de claridad. "Todavía no tienen nada muy específico", dijo Carl Lantz, estratega de tasas de interés de Credit Suisse.

Los mercados financieros reaccionaron con decepción.

A continuación, algunos de los detalles del plan de Geithner, junto con algunas posibles riesgos.

Sociedades públicas y privadas

Este es un nuevo giro de la vieja idea del "banco malo". Ya enfrentando un histórico déficit presupuestario de al menos un billón de dólares, la Casa Blanca intenta evitar comprometer demasiado dinero de los contribuyentes con el rescate.

Con eso en mente, buscará atraer dinero privado a través de una combinación de dinero gubernamental y garantía contra las pérdidas. El Fondo de Inversión Público-Privado sería lanzado a 500,000 millones de dólares, pero al final de cuentas entregaría hasta 1 billón en capacidad financiera, dijo el Tesoro.

Aun así, los detalles sobre el modo exacto en que el Tío Sam atraería a los inversionistas privados a comprar activos en problemas siguen siendo poco precisos. Los inversores dicen que el gobierno estadounidense podría toparse con la reticencia de fondos de inversión, fondos de cobertura y otros inversionistas privados a ayudar a limpiar a los bancos de activos tóxicos.

Bonos respaldados

La Fed está expandiendo ampliamente su Facilidad de Préstamos de Valores Respaldados por Activos a Plazo (TALF por sus siglas en inglés) a 1 billón de dólares desde 200,000 millones de dólares.

Esta medida es destinada esencialmente a revivir la securitización, el proceso por el cual los bonos respaldados por créditos de consumo son vendidos en el mercado secundario, creando más liquidez.

Los críticos temen, no obstante, que este método ya ha resultado poco transparente para resistir los golpes y que esos esfuerzos podrían ser insuficientes.

También notaron que la demanda del consumidor está en su punto más débil en más de cincuenta años, sugiriendo que la disponibilidad del crédito podría no llevar a gasto real.

"Hemos acordado ampliar este programa para apuntar a los mercados de préstamos a pequeñas empresas, créditos estudiantiles, de consumo y para financiar compras de autos e hipotecas comerciales", dijo Geithner.

Ejecuciones hipotecarias

Los detalles fueron escasos en el frente de las hipotecas, con Geithner simplemente diciendo que el Tesoro comprometería 50,000 millones de dólares adicionales para prevenir un alza mayor en las ejecuciones hipotecarias.

Geithner dijo que el alivio en las ejecuciones sería destinado a los hogares de clase media ocupados por sus propietarios, y que el Tesoro anunciaría un plan más detallado en las próximas dos semanas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Tesoro reiteró también el compromiso de la Reserva Federal de adquirir las hipotecas y la deuda de agencias de las empresas que recibieron ayuda estatal, Fannie Mae y Freddie Mac, como un modo de bajar las tasas hipotecarias.

Esto ha probado ser una batalla perdida, ya que las ventas en los bonos del Tesoro estadounidense han subido las tasas de interés de largo plazo en las que los costos hipotecarios son fijados.

Ahora ve
Donald Trump no quiere que haya personas pobres ocupando puestos económicos
No te pierdas
ç
×