El G7 ve más allá del recorte de tasas

Los bancos centrales del grupo se preparan para cuando las tasas de interés ya no se recorten más; lo siguiente es emitir dinero, con los bancos comprando activos para aumentar la reserva de fondos.
Jean-Claude Trichet  (Foto: CNN)
ROMA (CNN) -

Desesperados por sacar a sus economías de la recesión, los gobernadores de bancos centrales del grupo G7 intercambiaron opiniones este fin de semana en Roma sobre lo que podrían hacer una vez que las tasas de interés ya no puedan recortarse más.
Con las tasas de Japón y Estados Unidos virtualmente en cero, y con el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo yendo en la misma dirección, se entiende que el próximo paso es emitir dinero, con los bancos comprando activos para aumentar la disponibilidad de fondos, lo que elevaría la demanda en la economía.
El denominado "alivio cualitativo" fue aplicado en Japón con resultados diversos a inicios de la década, como parte de la larga lucha del país por controlar la deflación, un dañino espiral de caída de precios que lleva a los consumidores a aplazar los gastos.
Ahora la estrategia está siendo considerada por los bancos centrales de las grandes economías, en momentos en que el mundo experimenta la desaceleración más significativa y sincronizada en décadas.
La Reserva Federal de Estados Unidos, que ha reducido las tasas de interés a entre 0 y 0.25%, ya ha comenzado con lo que prefiere llamar "alivio del crédito" y el Banco de Inglaterra podría seguirle a partir del próximo mes.
Las autoridades de la zona euro están observando de cerca, pero el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, aseguró que la entidad no sacó ninguna conclusión en particular luego de las discusiones con otros bancos centrales.
Contracción en zona euro
Otros funcionarios del BCE como Mario Draghi, Christian Noyer y Axel Weber aseguraron que la entidad ya estaba tomando pasos alternativos al inyectar más liquidez a los mercados, y no dieron indicios de que estaban listos para implementar la siguiente medida, la compra directa de activos.
Noyer, quien encabeza el Banco de Francia, aseveró que la acción que el BCE había tomado ya estaba comenzando a rendir frutos.
"Si vemos que las tensiones regresan o las mejoras se detienen (...) Tendríamos que estar listos para implementar medidas extraordinarias si fuera necesario", afirmó cuando se le consultó sobre la posible adquisición de deudas corporativas.
"Hoy las cosas están marchando bien", agregó.
El BCE ha mantenido este mes las tasas de interés en un 2%, pero se espera ampliamente que las recorte a un récord mínimo de 1.5% el próximo mes, especialmente porque cifras publicadas el viernes indicaron que la economía de la zona euro se contrajo el 1.5% en el cuatro trimestre del 2008.
Se esperan pocas mejoras en el corto plazo.
"Mirando a la evolución del primer trimestre, vemos (esto) también como negativo", afirmó Trichet.
En su declaración final, el G7 afirmó que llevar a sus economías a la estabilidad era "su mayor prioridad", al tiempo que la severa desaceleración muestra señales de permanecer durante todo el 2009.
"Las políticas sobre las tasas de interés han sido reducidas a niveles muy bajos y acciones poco convencionales sobre las políticas monetarias son consideradas como apropiadas", señaló el G7.

Ahora ve
Mashpi Lodge en Ecuador, un resort sostenible en medio del bosque
No te pierdas
×