GM y Chrysler tendrán que reinventarse

Para sobrevivir a la crisis, las automotrices reducirán personal y reconfigurarán sus plantas; en México, las empresas tienen cartas fuertes como para evitar el cierre de plantas.
Regina Moctezuma G.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La crisis será un motor de innovación para General Motors (GM) y Chrysler en México, que para sobrevivir están decididas a reinventarse y priorizar la producción de los autos más demandados en el mercado y tratarán de conservar a los empleados calificados. "Chrysler quiere conformar una organización más delgada y eficiente que responda de manera rápida a las demandas del mercado", dijo en entrevista el gerente de Comunicación Corporativa de Chrysler México, Manuel Duarte.

En el país, la industria automotriz es la segunda más importante del sector privado, después de la petrolera, por lo que el préstamo de 22,000 millones de dólares solicitado por ambas firmas al gobierno estadounidense, también podrá ser aprovechado de manera local.

La producción de automóviles en México registró una de sus mayores caídas de la historia al retroceder 50.9% en enero, mientras que las exportaciones a Estados Unidos se desplomaron 58.2%, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Adicionalmente, las automotrices han tenido que parar labores, para afrontar la crisis.

Los paros de GM afectaron a cerca de 9,194 empleados, y los de Chrysler a 6,000, según la consultora Kaso y Asociados.

Para evitar el cierre de las plantas, éstas tendrán que replantear su funcionamiento. En la planta de Ramos Arizpe, por ejemplo, GM fabrica el modelo HHR y el Chevy.

Sin embargo, el Chevy ha sufrido una menor contracción del mercado, así que la producción se ajustará a las preferencias del consumidor, explicó Mauricio Kuri, director de Relaciones Públicas y Gubernamentales de GM México.

La automotriz revisará su portafolio de productos, para conservar sólo los que tengan futuro. Marcas como Saab y Hummer están en la cuerda floja, de hecho, la automotriz está en negociaciones con el gobierno sueco para vender la primera, así como con algunas compañías interesadas en comprar la división de las todo terreno.

Chrysler de México tiene un punto a su favor, pues recientemente invirtió 570 millones de dólares en la construcción de una nueva planta en Saltillo, donde se fabricarán los motores ambientales Phoenix.

"Nuestras plantas en México son de las mejores de la corporación. Ahorita la producción es normal, pero estamos listos para aumentarla y empezar a exportar cuando crezca el mercado estadounidense", dijo Manuel Duarte, gerente de Comunicación Corporativa de Chrysler México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

GM y Chrysler, junto con Ford, participan con el 54% de la producción nacional de automóviles ligeros, 54% de las exportaciones, el 53% de las ventas internas y emplean a más de 24,600 personas de manera directa.

Actualmente Chrysler cuenta con 5 plantas en México, además de la que está en construcción, y emplea a 5,000 personas. Por su parte, GM, que cuenta con 4 plantas en México y emplea a 12,500 personas, busca alternativas para mantener una alta productividad y sobretodo una buena comunicación con los Gobierno federal y locales.

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×