Mercancías, el foco de la inflación

La debilidad del peso provoca un mayor aumento en los precios de mercancías diferentes a alimentos; analistas ven poco probable una nueva baja en la tasa de interés en marzo.
Peso_salario_inflacion_devaluacion  (Foto: Archivo)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los precios de las mercancías diferentes a los alimentos se han convertido ahora en el mayor problema para reducir la inflación, lo que impedirá que Banco de México relaje su política monetaria para impulsar el crecimiento. Si bien la inflación general anual disminuyó en febrero a 6.20%, desde el 6.28% de enero pasado, la depreciación del peso a impactado en los precios de las mercancías, que a su vez limitan la demanda de productos manufacturados.

Las mercancías diferentes a los alimentos elevaron su costo en 0.85% en febrero, casi cuatro veces más que la inflación general y dos veces más que los alimentos, para ubicarse en un aumento de 4.97% anual.

Para los expertos este comportamiento es reflejo de las presiones asociadas al tipo de cambio, ya que el peso se ha depreciado más de 9% en lo que va del año, tan solo ayer lunes cerró en 15.49 pesos su nivel máximo histórico.

"La depreciación del peso esta impactando principalmente los precios de las mercancías distintas de alimentos", dijo en un reporte el analista de Banamex, Arturo Vieyra.

Si bien la inflación en general bajó en febrero gracias a la baja en precios de algunos  combustibles, la inflación subyacente, que refleja de mejor forma la trayectoria de los precios, cumple14 meses de incremento a 5.78% en febrero, un aumento de 0.02 puntos porcentuales en comparación a enero.

Adicionalmente, los precios de alimentos, aunque han disminuido paulatinamente, se encuentran por arriba de 9% anual, lo que afecta más a las personas de menores ingresos que destinan una mayor parte de su gasto a este rubro.

Por ejemplo, la inflación anual para las familias con ingreso entre uno y tres salarios mínimos (4,946 pesos al mes) fue de 7.55%, mientras que para las familias de más de seis salarios mínimos fue de 5.68%.

Las presiones sobre el tipo de cambio se dan en un entorno de mayor incertidumbre sobre la profundidad de la crisis económica y pese a que los precios de las materias primas y la demanda de bienes y servicios se encuentran a la baja.

La debilidad de la moneda mexicana hace pensar a los analistas que Banco de México tendrá menos posibilidades para reducir la tasa de interés, ante las mayores presiones sobre los precios.

"Es posible que si persisten los resultados desfavorables en la inflación subyacente, la autoridad esté menos dispuesta a recortar las tasas de fondeo lo que contribuye a la estabilidad de la paridad", dijo el analista de Santander, Rafael Camarena.

Banco de México disminuyó en dos ocasiones consecutivas la tasa de interés de corto plazo a 7.50% debido a que consideró que los precios iniciaron en enero una tendencia a la baja y con menores tasas de interés puede contribuir a mejorar la economía, lo que ya no podría ocurrir en su próximo anuncio del 20 de marzo.

Ahora ve
No te pierdas