Bernanke hace autocrítica por crisis

El presidente de la Fed había identificado los excesos de ahorro mundial, pero minimizó los riesgos; Bernanke lamentó que EU y sus socios no hayan hecho lo suficiente para atacar los desequilibrios.
Ben Bernanke  (Foto: Archivo)
WASHINGTON (CNN) -

Hace cuatro años, Ben Bernanke identificó al "exceso de ahorro" mundial como la causa de un gigantesco déficit en la cuenta corriente estadounidense que estaba alimentando al candente mercado inmobiliario, pero minimizó los riesgos.

El martes, el presidente de la Reserva Federal dio un elegante mea culpa por haber señalado al masivo flujo de capital como una fuerza de crecimiento para la economía de Estados Unidos, pero haber fallado en frenar a los estadounidenses en su frenesí de gasto destructivo.

"Los desequilibrios mundiales fueron responsabilidad de Estados Unidos y de nuestros socios comerciales, y aunque el asunto era perentorio en las conferencias internacionales, colectivamente no hicimos lo suficiente para reducir estos desequilibrios", dijo el presidente de la Fed al Consejo de Relaciones Exteriores.

"De cualquier forma, la responsabilidad de utilizar los flujos de capital resultantes cayó principalmente en los países receptores, particularmente en Estados Unidos", afirmó.

Los funcionarios del gobierno estadounidense no vieron en el hecho de que su país fuese el destino elegido por los prestamistas del mundo un gran problema.

Bernanke dijo que ahora piensa lo contrario. La inundación de capital extranjero barato alimentó un auge inmobiliario que, triste y tardíamente, más adelante se sabría resultó siendo una burbuja.

"Los sistemas de manejo de riesgo del sector privado y la supervisión del gobierno sobre el sector financiero de Estados Unidos y otros países industrializados fallaron en asegurar que el afluente de capital fuese invertido prudentemente", dijo.

Ese error ha destruido la confianza de los inversionistas y ha congelado los mercados de crédito en todo el mundo ahora que la burbuja ha explotado y relegó a Estados Unidos a una posición similar a la de los países de Asia durante la crisis de fines de la década de 1990. Con una importante diferencia, al menos hasta ahora.

"A diferencia de la crisis asiática, los inversionistas no han huido de los mercados estadounidenses. Sin embargo, han huido de muchos mercados de crédito privados", dijo Bernanke.

En el episodio actual, los inversionistas en busca de una apuesta segura en los atribulados mercados han corrido hacia los bonos del gobierno estadounidense, dando un gran ascenso al dólar.

El "exceso de ahorro" no parecía una fuerza tan desestabilizadora a Bernanke en marzo del 2005.

El titular de la Fed analizó cómo el incremento de ahorros había impulsado el mercado de acciones y había ayudado a elevar los precios de las viviendas en Estados Unidos, animando a las familias a gastar más.

Pero lo vio principalmente como un desvío de recursos a los sectores menos productivos de la economía que podría revertirse de manera segura en el tiempo.

"Fundamentalmente no veo razones para que todo el proceso no vaya sin problemas", dijo Bernanke en el 2005.

"Sin embargo, el riesgo de un ajuste desordenado de los mercados financieros siempre existe, y la propuesta prudente adecuada para las autoridades es que hay que estar en guardia para este tipo de acontecimientos", dijo entonces.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×