Museos del Vaticano resisten la crisis

Las dificultades financieras tocan poco a los recintos estrella, dice su director, Antonio Paolucci; el nuevo funcionario ha permitido la venta de entradas por Internet y eventos culturales paralelos.
Museo del Vaticano  (Foto: Archivo)
CIUDAD DEL VATICANO (Notimex) -

Los Museos Vaticanos no se han visto afectados por la crisis económica mundial y han mantenido un registro récord de visitantes, incluso durante los primeros meses de 2009, informó su director, Antonio Paolucci.
La situación mundial "no golpea por una razón muy simple: cuando existe la crisis la gente hace las cosas esenciales. Si uno viene a Italia entonces va al museo de los Uffizzi, en Florencia, y a los Museos Vaticanos, en Roma", dijo.
Agregó que las dificultades financieras internacionales tocan a los museos medio-grandes pero no a aquellos "grandísimos" o los considerados como "superestrellas", como el Louvre de París o los museos de la Sede Apostólica, donde siempre llegarán los visitantes.
Según Paolucci, el museo que dirige no tiene necesidad de exposiciones temporales por su amplitud y consideró que "no bastaría la vida de un hombre o una mujer" para terminar de conocer todas sus obras. "Yo no conozco todo, conozco sólo algunas cosas", apuntó.
Por ello, consideró necesario valorizar los tesoros que ya existen en espacio cultural que posee, entre otras cosas, de la famosa Capilla Sixtina. "Es inútil hacer otras muestras (temporales)", estableció.
Sobre la crisis y la fascinación de la Sixtina, añadió: "Miguel Ángel es una atracción fatal para todo el mundo, para la gente de todas las culturas y de todas las naciones, de todas las lenguas, de todas las religiones o de ninguna, Miguel Angel te frena el corazón".
Paolucci fue nombrado el 4 de diciembre de 2007 por Benedicto XVI como director de los Museos Vaticanos en lugar de Francesco Buranelli; desde su llegada cambió el estilo y la administración de ese complejo, con lo que logró un aumento sostenido de visitantes.
El funcionario ejecutó una reorganización general permitiendo la venta de entradas a través de internet, abriendo nuevos recorridos, organizando eventos culturales paralelos y reduciendo al mínimo los costos de gestión de los recursos.
Con el objetivo de acercar a los jóvenes al espacio cultural de 500 años de antigüedad, se estableció el costo especial de cuatro euros (unos cinco dólares), cuando la entrada general tiene un precio de 12 (15 dólares). Así se lograron multiplicar las visitas.

Ahora ve
Kim Jong Un parece distanciarse del plan de lanzar misiles en Guam
No te pierdas
×