Obama niega disputa con G20

El presidente de EU aseguró que no hay debate alguno con la UE; la regulación financiera es necesaria para lograr la estabilidad económica.
Tasas_de_interes  (Foto: Archivo)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, restó importancia el sábado a supuestas disputas en el G20 y aseguró que las inversiones del país están seguras, tras un encuentro con su par de Brasil en el que también analizó las relaciones con América Latina.

Obama discutió los preparativos para la próxima cumbre del G20 con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en la Casa Blanca.

"No puedo ser más claro en decir que no hay lados", dijo Obama a la prensa refiriéndose a las supuestas tensiones entre países europeos y Estados Unidos acerca de si debería ponerse más énfasis en el gasto fiscal para enfrentar la crisis financiera global antes que acelerar reformas.

Llamándolo un "debate falso", Obama dijo que no había un partidario más firme por la necesidad de reformas de regulación financiera que él mismo.

Obama buscó además tranquilizar a China, que expresó preocupaciones esta semana de que el déficit de

Estados Unidos por el masivo gasto y las tasas de interés cercanas a cero erosionasen el valor de las enormes tenencias chinas de bonos del Tesoro de ese país.

"Hay un motivo por el cual, aún en medio de esta crisis económica, se han visto incrementos reales en los flujos de inversión en Estados Unidos", dijo.

Creo que es un reconocimiento de que la estabilidad no sólo de nuestro sistema económico sino también de nuestro sistema político es extraordinario", agregó.

Pese a que la inestabilidad financiera en Estados Unidos es la fuente de la crisis global, los inversionistas ven a los bonos del Tesoro como un refugio frente a las turbulencias.

"No sólo el Gobierno chino sino que cada inversor puede tener confianza absoluta en la solidez de las inversiones en Estados Unidos", concluyó.

Comercio

Tanto Obama como Lula asistirán a dos encuentros de líderes mundiales el próximo mes, donde la crisis económica global y financiera serán los temas: la cumbre del G20 de potencias económicas y economías emergentes del 2 de abril y la Cumbre de las Américas, del 17 al 19 de abril.

Lula dijo que habló con Obama acerca de que deberían trabajar para reabrir las conversaciones de comercio mundiales, conocidas como la Ronda de Doha.

"La crisis económica puede ser resuelta con decisiones políticas en el próximo (encuentro del) G20", agregó, pero sostuvo que que veía "difícil (que las conversaciones) se terminen durante la crisis".

"Vamos a trabajar para construir una propuesta en el G20, porque creo que es extremadamente importante que todos los dirigentes que van a participar del G20 estén convencidos de que la decisión debe ser más rápida", agregó.

El presidente brasileño afirmó que los desempleados actuales serán un problema social en el futuro, "porque ya estamos viendo en algunos países que los inmigrantes son perseguidos".

Obama también dijo que sería difícil cerrar un gran número de acuerdos comerciales en mitad de la crisis económica, comentarios que fueron repetidos por Lula.

América Latina y África

Lula agregó que discutió con Obama "la posibilidad de trabajar juntos en Africa, una política de desarrollo para América Latina, y sobre todo el fortalecimiento de nuestra relación en lo que refiere a los biocombustibles".

"El presidente Obama tiene la oportunidad histórica de mejorar las relaciones con América Latina y con Africa", agregó.

Lula tuvo un encuentro en la mañana con el presidente de la confederación sindical AFL-CIO, John Sweeney, antes de partir a la Casa Blanca.

En el camino, la limusina pasó frente a un puñado de manifestantes de Greenpeace, que tenían un cartel que decía "Lula, salva al Amazonas, salva al clima".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Estos perros robots quieren ser tu próxima mascota
No te pierdas
×