Agenda energética cuenta con Brasil: EU

Barack Obama reconoció el papel de Brasil para lanzar y buscar alternativas energéticas; las relaciones entre los países se tensó cuando EU impuso un gravamen a los envíos de etanol.
WASHINGTON (Notimex) -

La reunión de Barack Obama con su colega Luiz Inácio Lula Da Silva le dio la oportunidad de medirle el pulso a Latinoamérica a través de uno de sus más importantes interlocutores, pero quizá también al futuro de su agenda energética.

Aunque durante su conversación de más de una hora en la sala oval este sábado, los dos mandatarios abordaron una amplia agenda de temas bilaterales y globales, el energético domino gran parte del encuentro.

Obama, quien ha hecho del energético uno de los pilares de su agenda económica, reconoció que Brasil puede ser un actor importante en los esfuerzos para impulsar el desarrollo de fuentes alternativas de energía y reducir con ello la dependencia en el petróleo.

El mandatario indicó que ambos países buscarán redoblar la cooperación en materia de bio-combustibles, área donde reconoció Estados Unidos "tiene mucho que aprender".

La tarea en este ámbito no será fácil debido a las fricciones existentes a raíz de la decisión estadounidense de castigar las importaciones brasileñas de etanol con un gravamen de 54 centavos de dólar por cada galón.

El propio Obama reconoció las complicaciones que ello presenta.

"Se que el tema del etanol que proviene de Brasil ha sido fuente de tensiones entre los dos países, y que no va a cambiar de la noche a la mañana", apuntó durante el encuentro ante periodistas, acompañado de Lula.

Colocado actualmente como el décimo socio comercial de Estados Unidos, la posición de Brasil en el ámbito comercial respecto del mayor mercado del mundo ha venido ganando terreno pese a la baja demanda generada por la crisis económica.

Aunque en años recientes Brasil ha venido ganando estatura en el ámbito internacional y se coloca ahora como el más importante actor de Latinoamérica, su influencia en Estados Unidos descansa por ahora en el ámbito comercial, y energético en particular.

El año pasado las exportaciones brasileñas a Estados Unidos totalizaron 63.3 mil millones de dólares, lo que significó un incremento de 25 por ciento respecto del 2007.

Dado que el desarrollo de la tecnología automotriz a base de etanol se presenta aún lejana, Estados Unidos continuará dependiendo de las importaciones de petróleo, y ahí Brasil podría jugar también un importante papel.

Con las exportaciones mexicanas a la baja y las relaciones con Venezuela sin visos de mejorar, Brasil se presenta también como un potencial actor regional en este ámbito.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El descubrimiento de una masiva reserva petrolera en la cuenca de Santos, entre Río de Janeiro y San Paulo ha posibilitado tal escenario, si bien su explotación no parece estar a la vuelta de la esquina dado el enorme costo que implica.

Con todo, tales reservas, estimadas hasta en ocho mil millones de barriles de crudo ligero, colocan ahora más que nunca a Brasil como un importante socio energético de corto y largo plazo.

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de la devoción a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×