China es la ‘esperanza’ automotriz

El país asiático se ha convertido en la ‘salvación’ de las armadoras para poder elevar sus ventas; China es el principal mercado automotriz mundial y el centro de la pelea entre las empresas.
Audi  (Foto: AP)
PEKÍN (CNN) -

Las mayores automotrices del mundo proyectaron que este año las ventas en China crecerán hasta un 10%, pero este único destello entre los mercados globales más importantes también está dando lugar a ambiciosos rivales para los grandes fabricantes.

En la Feria del Automóvil de Shanghai, el principal evento del sector en China, los productores locales, que han dependido durante mucho tiempo de la tecnología de sus socios extranjeros, revelaron modelos de alto rango con sus propias marcas, con los que esperan golpear la escena global.

"Mientras otros mercados se reducen debido a la crisis global, China ha tomado medidas apropiadas y oportunas para asegurar un crecimiento estable de la economía y el mercado automotor", dijo Katsuaki Watanabe, presidente de Toyota Motor, en una conferencia de prensa en el evento.

"Tenemos incluso más esperanzas y expectativas para el futuro del mercado chino que antes", añadió.

China superó este año a Estados Unidos como el mayor mercado de autos del mundo y el crecimiento interanual de ventas subió en marzo en más de un 10%, dado que las medidas de estímulo del Gobierno ayudaron a que se recuperara la demanda.

El presidente ejecutivo de General Motors para China, Kevin Wale, expresó en una conferencia de prensa en la feria que su compañía, desesperada por concluir una reestructuración para evitar la bancarrota, estima que sus ventas en China crecerán entre 5 y 10% este año.

La japonesa Honda Motor también proyectó un aumento de un 10% en las ventas chinas en el 2009, a 520,000 unidades.

GM registró un incremento interanual de casi 25% en las ventas de vehículos en China durante marzo, a un récord mensual de 137,004 unidades.

"Para seguir siendo líder de la industria global, GM debe seguir liderando China y Asia Pacífico", añadió Nick Reilly, el jefe de la empresa para la región Asia-Pacífico.

La mayoría de las demás automotrices han tenido sólidas ventas en China este año.

Las ventas de VW subieron un 9% en marzo, a un récord mensual de 112,466, mientras que las de BMW, que anunció una segunda planta en China, crecieron un 13.8% en el primer trimestre, a 16,580 unidades.

El vicepresidente de Nissan Motor, Andy Palmer, dijo que las ventas en el gigante asiático saltaron casi un 30% en el primer trimestre, con lo que Nissan fue la mayor automotriz japonesa en China en ese lapso.

Su rival Toyota dijo que sus ventas cayeron un 15% y las de Honda subieron un 2.5%o.

Pero en el futuro, los pesos pesados del mundo tendrán una mayor competencia de las compañías chinas.

El socio de GM en el país, SAIC Motor, informó que las ventas de autos con su marca se cuadruplicaron en el primer trimestre, aunque aún fueron relativamente modestas, de 18,000 unidades.

La china BYD, un fabricante de baterías con grandes ambiciones en autos eléctricos, dijo que espera que sus ventas de autos se dupliquen este año a alrededor de 400,000 unidades.

Y Chongqing Changan Auto Co, el socio chino de Ford Motor, sugirió que la crisis que ha golpeado a varias automotrices extranjeras le podría dar a las firmas chinas una ventana para entrar al escenario mundial mediante adquisiciones.

"Mientras más dure la crisis, mayor será la posibilidad de fracaso o de reducción de algunos fabricantes estadounidenses o europeos", comentó Xu Liuping, presidente de Changan, a la prensa el domingo.

"Y eso ha dado una posibilidad de entrada a los fabricantes de China", añadió.

Changan es uno de los interesados en la marca de automóviles Volvo de Ford.

Ahora ve
El papel de las redes sociales en el eclipse
No te pierdas
×