Fed deja intactas las tasas de interés

La Reserva Federal mantuvo la tasa de interés de referencia en la franja de cero a 0.25%; dijo que el ritmo de deterioro de la economía se está desacelerando.
Tasas_de_interes  (Foto: Archivo)

La Reserva Federal de Estados Unidos dijo el miércoles que el ritmo de deterioro de la economía parece estar desacelerándose, pero sostuvo que continuará manteniendo las tasas de interés excepcionalmente bajas por un extenso periodo de tiempo.

Resumiendo un encuentro de política monetaria de dos días, el banco central dijo que había decidido mantener la tasa de interés de referencia en la franja de cero a 0.25% acordada en diciembre.

En su anterior encuentro de marzo, los funcionarios de la Fed no habían dado señales de una moderación de la recesión y en esa ocasión anunciaron planes para inyectar otros 1.15 billones de dólares en la economía estadounidense.

El miércoles, no se anunciaron nuevas medidas.

"La información recibida desde el encuentro de marzo indica que la economía siguió contrayéndose, aunque el ritmo de contracción parece ser algo más lento", dijo la Fed en su comunicado, sugiriendo que detectó una mejora en el panorama.

Los precios de los bonos del Tesoro cayeron con fuerza, mientras que las acciones mantuvieron sus ganancias y el dólar subió.

"El tono pareció un poco más optimista que en los encuentros previos", dijo Greg Salvaggio, vicepresidente de Tempus Consulting en Washington.

Los funcionarios de la Fed tratan de sacar a la economía estadounidense de una profunda recesión que el mes próximo se convertirá en la más larga desde la Gran Depresión.

Resaltando los problemas de la economía, un informe del Departamento de Comercio mostró el miércoles que el Producto Interno Bruto de Estados Unidos se contrajo 6.1% a tasa anual en el primer trimestre, más de lo esperado, tras una contracción del 6.3% en el último trimestre de 2008.

"No hay grandes sorpresas de la Fed. Ellos reconocen lo que hemos visto en recientes datos económicos, que no es probable que vean una repetición de grandes declives en el PIB como los que vimos en el cuarto y primer trimestre", dijo Mark Vitner, economista de Wachovia Securities en Charlotte, Carolina del Norte.

"La recesión sigue con nosotros, la Fed todavía necesita estar vigilante y sacar todos los frenos y proveer toda la liquidez que pueda. Me parece que el cambio es que la economía ha pasado de estar en caída libre y está ahora camino a la recuperación", agregó.

La recesión ya ha costado a la economía 5.1 millones de empleos, llevando la tasa de desempleo a máximos de 25 años del 8.5%. Los economistas esperan que la tasa de desempleo siga subiendo.

Sin embargo, algunos datos respaldaron unos comentarios que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, hizo a mediados de marzo, de que se podían ver algunos avances emergiendo de la debacle económica, incluso si sólo demuestran que el ritmo de contracción se desacelera.

Por ejemplo, las solicitudes del seguro de desempleo presentadas por primera vez se han situado por debajo de los máximos de 26 años y medio tocado a fines de marzo.

De manera similar, aunque las ventas de casas usadas bajaron en marzo, también cayeron los inventarios de viviendas a la venta y algunos analistas vieron que el estremecido sector vivienda, el corazón del problema económico de Estados Unidos, se estabiliza.

El informe anecdótico Libro Beige de la Fed sobre las condiciones en todo el país difundido el 15 de abril dijo que cinco de los 12 distritos del banco central vieron que el ritmo del declive económico se desaceleraba.

Incluso el informe sobre el PIB en el primer trimestre ofreció algunas señales de esperanza. El gasto del consumidor subió y los inventarios empresariales disminuyeron fuertemente, lo que podría allanar el camino para la futura producción.

En su último encuentro de política monetaria del 17-18 de marzo, los estrategas de la Fed reaccionaron ante la sensación de que la economía se deterioraba rápidamente, anunciando una expansión masiva de sus esfuerzos por aliviar el crédito.

La Fed anunció que compraría 300,000 millones de dólares en bonos del Gobierno estadounidense a largo plazo e incrementaría en 850,000 millones de dólares las compras de deuda y valores emitidos por agencias hipotecarias respaldadas por el Estado.

La Fed recortó las tasas de interés a una franja de cero a 0.25% en diciembre y ha tratado de que bajen otros costos de préstamos mediante medidas no convencionales, como la compras de bonos del Tesoro y de deuda de agencias.

Ahora ve
Las brigadas internacionales apoyan en Álvaro Obregón
No te pierdas
×