China pelea con EU y Europa en la OMC

El país asiático pidió al organismo analizar los tratos a sus productos en esos mercados; China condenó el proteccionismo por parte de las dos potencias comerciales.
Comercio  (Foto: AP)

China lanzó este viernes su primera disputa comercial contra la Unión Europea y llevó a Estados Unidos ante un tribunal de la Organización Mundial del Comercio.

Las medidas reflejan una creciente predisposición de China, que se unió a la OMC hace apenas poco más de siete años, en usar los procedimientos del organismo para defender sus intereses.

En la práctica, eso significa que China -uno de los blancos más frecuentes de medidas comerciales tanto por parte de países desarrollados como en desarrollo- está aumentando su perfil como un país litigante.

"Pienso que es un paso muy importante que China se adapte al profesionalismo con las reglas de la OMC", dijo un funcionario del Ministerio de Comercio de China en Pekín.

"Como nuevo miembro de la OMC, China necesita aprender y este es un paso de aprendizaje", agregó en referencia a la disputa con la UE.

En el caso con la UE, China pidió establecer consultas con Bruselas por los aranceles antidumping de hasta 85% que el viejo continente aplica sobre las importaciones de tornillos chinos.

Las consultas son un primer paso en una disputa en la OMC y el proceso normalmente dura hasta 60 días. Si no se logran resolver las diferencias, se crea un panel para examinar el caso.

El proceso de consultas ya fue realizado en una disputa entre China y Estados Unidos por la prohibición sobre las importaciones de carne de ave. Pekín logró que se estableciera un panel formal luego que Washington bloqueó un intento previo el 20 de julio.

En los dos casos, China condenó el proteccionismo por parte de las dos potencias comerciales, al tiempo que calificó a la política europea como tendenciosa y a la estrategia de Estados Unidos como discriminatoria.

Un comunicado de prensa chino dijo que "la medida proteccionista y discriminatoria de Washington" violaba las reglas de la OMC, impedía el comercio bilateral de carne de ave y perjudicaba a las empresas chinas.

Una declaración de Estados Unidos al panel de resolución de disputas de la OMC negó que la medida fuera discriminatoria o proteccionista.

Pero al mismo tiempo Washington se mostró algo conciliador al decir que la medida estadounidense no debería alterar el normal comercio entre ambos países.

"Estados Unidos y China tienen una relación comercial amplia y profunda y seguimos trabajando de cerca sobre una base bilateral y multilateral para resolver cualquier problema que pudiera surgir", dijo el comunicado estadounidense.

El Congreso estadounidense bloqueó las importaciones de carne de ave de China en el 2007.

Organizaciones de defensa del consumidor recuerdan una serie de escándalos alimenticios en China en los últimos años, mientras que las autoridades estadounidenses dicen que China no está dispuesta a operar bajo las reglas de seguridad de Washington.

En el caso de la UE, Pekín actuó contra un socio comercial que ha usado con más frecuencia los aranceles antidumping contra China, con más de 140 investigaciones desde 1979.

En la actual disputa, los aranceles se impusieron en enero y afectan a hasta 200 compañías chinas que venden componentes usados mayormente en la fabricación de autos y maquinaria de la UE por un valor de unos 575 millones de euros (812 millones de dólares) por año.

China cree que los aranceles son discriminatorios porque eximen a dos subsidiarias chinas de firmas europeas: la italiana Agrati y la española Celo.

Un portavoz de la Comisión Europea para temas comerciales dijo que la medida no era proteccionista, sino que buscaba contrarrestar el comercio injusto por la manipulación de China de los precios de las materias primas.

Ahora ve
Cómo cuidar tu bolsillo en época de compras
No te pierdas
×