¿Se acerca otra burbuja petrolera?

El alza en los precios del crudo es señal de que la economía de EU y el mundo está mejorando; pero un alto costo podría poner en riesgo la posibilidad de una recuperación sustentable.
petroleo-crudo-AP.jpg  (Foto: AP)

El precio del petróleo va a la alza una vez más: el lunes llegó a más de 71 dólares por barril, por primera vez en más de un mes.

Lo bueno es que el creciente optimismo con respecto a la recuperación económica es un factor importante detrás del salto en los precios del crudo. Lo malo es que si los precios del petróleo siguen en aumento, tendremos que despedirnos de esas esperanzas de recuperación.

Mientras parece haber varios signos de estabilización de la economía, aún debe haber un aumento en el gasto del consumidor.

Muchos siguen nerviosos con respecto a la economía, y la memoria de los 4 dólares por galón de gasolina y los 140 dólares por barril del verano pasado siguen frescos en la memoria de la mayoría de la gente.

Así que lo último que necesitan los consumidores son más miedos sobre el alza en los precios de la gasolina y sobre lo caro que saldrá mantener calientes sus hogares este invierno.

Robert Dye, economista experto con PNC Financial Services en Pittsburgh, dijo que los precios del petróleo de entre 60 y 70 dólares por barril son consistentes con su creencia de que la recesión debe terminar en algún momento durante este trimestre, y que el producto ingreso bruto del país podría crecer a un ritmo anualizado durante el cuarto trimestre. 

Pero Dye dijo que si el precio del petróleo se mantiene por encima de 70 dólares por un período indefinido, eso podría ser un problema.

"El petróleo por encima de los 70 dólares ejerce una presión negativa en el PIB, y si entramos a un rango de 80 a 90 dólares, creo que correríamos el riesgo de que fracase ésta frágil recuperación", dijo.

Los precios de la gasolina han tenido un cambio últimamente; el precio promedio de gasolina regular se elevó a cerca de 2.55 dólares por galón, según el informe diario de la AAA el lunes. Éste fue el treceavo aumento consecutivo; los precios han aumentado cerca de diez centavos durante ese período.

Keith Hembre, economista en jefe de First American Funds en Minneapolis, dijo que estos aumentos podrían afectar a los consumidores en otro tipo de adquisiciones. Él calcula que por cada centavo que aumenta en los precios de la gasolina, los consumidores gastarán colectivamente 1,250 millones de dólares menos en otros artículos discrecionales.

El aumento más reciente en los precios de la gasolina podría significar que ese gasto de 1,250 millones de dólares en gasolina no se gastará en otro lugar. Para asegurarnos, esa cantidad no es gigantesca, pero si los precios de la energía siguen a la alza, esta cantidad también aumentará.

"Es un cliché, pero el alza en los precios del petróleo y la gasolina son como un impuesto en los consumidores", como dijo Hembre. "Probablemente este aumento no será catastrófico ni tendrá consecuencias fuertes en el gasto, pero es otro factor de peso en el ritmo de la recuperación".

Así que, ¿a dónde se irán los precios de petróleo?

Hembre dijo que al parecer los precios de la gasolina están aumentando más como resultado de la disposición de los inversionistas para tomar más riesgos, lo opuesto a los cambios dados en los fundamentales.

Aunque las expectativas del consumo de energía en aumento en China (debido a su paquete de estímulos masivo) están teniendo cierto efecto, China por sí misma no representa lo suficiente para justificar los precios del petróleo, que están a más del doble de sus niveles bajos a principio de este año. 

"El petróleo ha pasado de 30 a 70 dólares por barril, pero la mejoría global en la demanda no es proporcional a ese aumento", como dijo Hembre.

Tom Higgins, economista en jefe en la empresa administradora en Los Ángeles, Payden & Rygel, agregó que no es inusual que los precios del petróleo reboten tan pronunciadamente, considerando las alturas que alcanzaron el verano pasado y lo bajo que cayeron este invierno. También piensa que los precios del petróleo ya no avanzarán mucho a partir de este punto.  

"Si prestas atención a la oferta y a la demanda actual, el petróleo a 71 dólares no se justifica. Hemos salido en falso un poco", dijo Higgins. "Estamos hablando de una recuperación económica tibia en la segunda mitad del año".

Dye está de acuerdo; él piensa que los precios del petróleo deberían auto-corregirse si se viera más con mayor claridad que la recuperación no llegará con tanta fuerza como algunos esperan.

"Las fuerzas ejercidas sobre los precios del petróleo han sido en su mayoría especulaciones", como dijo Dye. "Cualquier buena noticia económica se traduce automáticamente en precios del petróleo más altos asumiendo que la demanda también aumentará, pero esta suposición no siempre ha sido la correcta".

Dye dijo que espera que los precios del petróleo se relajen pronto porque si superan los 75 dólares, es posible que el ritmo que trae eleve aún más el precio del crudo. Él no cree que la gente deba preocuparse de precios de la gasolina de tres cifras aún, pero nada es seguro en este mercado tan volátil.

"Es difícil sacar las probabilidades de lo que le pasará al petróleo porque existe una variedad de factores que tienen influencia en el precio", como dijo Dye. "Pero la experiencia de los últimos años ciertamente nos ha recordado que los eventos inesperados pueden ocurrir".

Dye cree que si los precios del petróleo rebasan los 100 dólares, esto podría ser suficiente para mandar a la economía de regreso a la recesión para el segundo trimestre de 2010, así que él espera que la salud regrese al comercio de productos antes de que se forme otra burbuja del petróleo.

Ahora ve
La cifra de grupos extremistas en Estados Unidos ha crecido en el último año
No te pierdas
×