El gasto al consumo sube 0.4% en EU

El alza del indicador correspondiente a junio fue mayor al avance de 0.3% previsto por expertos; el ingreso personal cayó 1.3% en junio, la mayor baja desde enero de 2005.

El gasto del consumidor estadounidense subió ligeramente más de lo esperado en junio, mostró el martes un informe del Gobierno, impulsado aparentemente por los precios más altos de la gasolina, mientras que el ingreso personal registró su mayor caída en cuatro años y medio.

El Departamento de Comercio dijo que el gasto del consumidor subió un 0.4%, impulsado por gastos en bienes no duraderos, tras un incremento revisado al 0.1% en mayo, reportado originalmente como un alza del 0.3%.

La cifra se compara a las expectativas del mercado, que esperaba un incremento de 0.3% en el gasto del consumidor, que representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos. No obstante, ajustado por inflación, el gasto cayó un 0.1% tras una lectura sin cambios en mayo.

"Creo que el dato muestra que la confianza del consumidor parece estar tocando fondo y comenzando a subir, aunque los golpes por la pérdida de empleos siguen siendo un obstáculo significativo", dijo Alan Gayle, estratega de inversiones con Ridgeworth Investments en Richmond, Virginia.

El ingreso personal cayó un 1.3% en junio, no obstante, debido a que habría pasado el efecto de los cheques de estímulo del Gobierno. Tras el informe, el índice de futuros de acciones amplió sus perdidas mientras que los bonos del Gobierno subieron.

La caída en el ingreso personal representó el mayor descenso desde enero del 2005 y fue más amplio de la baja de 1.0% que esperaba el mercado.

"Obviamente es un declive moderadamente más intenso de lo que se esperaba, pero en buena parte se vio afectado por la desactivación de las transferencia de pagos del plan de estímulo del Gobierno de Obama", dijo Hugh Johnson, jefe de inversiones en Johnson Illington Advisors en Albany, Nueva York.

"La buena noticia es que el gasto personal subió", agregó.

El gasto en bienes no duraderos subió un 1.7% en junio tras un alza de 0.1% en mayo. El gasto en servicios también subió ligeramente, pero el consumo de bienes duraderos, como equipos para el hogar y autos, cayó un 0.2%.

El alto desempleo, el restringido acceso al crédito y los tambaleantes precios de las casas siguen socavando el ingreso personal y perjudicando el gasto del consumidor.

Mientras que la recesión parece estar desacelerándose, los consumidores se mantienen renuentes a abrir sus billeteras, optando en lugar de ello por ahorrar cualquier dinero extra. Esto ha generado preocupación de que la recuperación de la economía será lenta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El ingreso disponible real se desplomó un 1.8% en junio, la mayor caída desde junio del año pasado, dijo el departamento. El declive en los ingresos llevó a un descenso en el ahorro durante el mes.

Los ahorros cayeron a un ritmo anual de 505,000 millones de dólares, con la tasa de ahorro bajando al 4.6% frente al 6.2% en mayo. Una medida de inflación que sigue de cerca la Reserva Federal, el índice interanual de gasto en consumo personal excluyendo alimentos y energía, subió un 1.5% tras un incremento de 1.6% en mayo.  

Ahora ve
Tras el sismo, el olvido. Estos damnificados siguen en albergues desde 1985
No te pierdas
×