7 factores que animan a inversionistas

La Bolsa Mexicana de Valores se encuentra en un rally que aumenta las expectativas de analistas; sin embargo, un ajuste por toma de utilidades no se ve lejano ante el fuerte y rápido despegue.
Bolsa-mercados  (Foto: Jupiter Images)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El mercado accionario mexicano (BMV) se encuentra en su mejor momento de los últimos 12 meses, favorecido por la expectativa de que el fondo de la crisis en Estados Unidos está más cerca, pero ¿hasta cuándo durará la fiesta? difícil predecirlo cuando la volatilidad ha sido el tenor en la actual recesión. Prácticamente se cumplen dos años del inicio del actual ciclo económico y es hasta entonces cuando el ánimo de los inversionistas comienza a mejorar en prácticamente todas las plazas bursátiles del mundo.

México no es la excepción, incluso en las últimas tres semanas con un rendimiento de 9.7% nominal llegó a superar a la Bolsa de Sao Paulo, Brasil, pero se mantiene por debajo del promedio de los mercados emergentes.

Incluso el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC principal indicador de la BMV) alcanzó ayer lunes su máxima cotización en 13 meses al cerrar en las 28,305 unidades.

El ánimo de los inversionistas se debe principalmente a seis factores:

1.- Los datos de empleo a julio en Estados Unidos mejoran, se perdieron 247,000 puestos de trabajo, casi un tercio menos de los que se habían pronosticado por los analistas.

2.- La previsión de la tasa de crecimiento de Estados Unidos en este trimestre se ha incrementado.

3.- Los resultados de las compañías listadas en bolsa, tanto en México como en Estados Unidos fueron mejor a lo pronosticado. De las 441 empresas que han reportado, unas 317 han sorprendido positivamente a los analistas.

4.- La ratificación de la calificación de riesgo crediticio que otorga Moody's a México (Baa1) con perspectiva estable.

"Moody's da un nuevo matiz, menos pesimista, al debate sobre la situación de las finanzas públicas", dijo el analista de Banamex Accival, Alonso Ríos.

5.- Los Indicadores adelantados de Estados Unidos hacen esperar que segmentos clave de la economía como el sector inmobiliario y la inversión de las empresas se recuperen en la segunda mitad del año.

6.- Una mejora en los mercados internacionales de crédito que se refleja en un menor riesgo país de México.

7.- Una baja en el Riesgo País que mide el JPMorgan a 180 puntos, el menor nivel desde agosto de 2008.

¿Hasta cuándo?

Los mercados no tienen palabra, pero ahora son las noticias positivas las que mayor impacto tienen entre los inversionistas que hace a penas unos tres meses.

"Los mercados de capitales seguirán subiendo en las siguientes semanas", dijo Rodolfo Campuzano, director de análisis de Invex, Casa de Bolsa.

Este experto ve que al menos hasta el otoño no habrá un cambio significativo en la expectativa sobre la inflación y las tasas, factores que a la larga serán los que limitarían la tendencia positiva del mercado bursátil.

Banco de México informó que haría una pausa en su política monetaria expansiva, al tiempo que la inflación comenzó a ceder desde mayo pasado.

Empero, no se descarta un ajuste ante una toma de utilidades debido a que la racha alcista ha sido fuerte.

Para los analistas de Banamex Accival sí el Índice de precios y Cotizaciones (principal indicador de la BMV) extiende las ganancias y mejoran las valuaciones por arriba de su media histórica el rendimiento podría ser un 10% adicional a 31,000 puntos en el corto plazo.

No obstante "vemos al mercado sobrevaluado ya en los niveles actuales", dijo Banamex Accival.

Los analistas de Ixe revisan al alza su pronóstico del IPC que se mantenía en 27,000 puntos al cierre del año.

Entre las limitantes para el crecimiento del IPC se encuentran el que las empresas mexicanas registraron sólidos reportes en gran parte por los beneficios cambiarios, la depreciación del peso impulsó los ingresos en dólares, un efecto que se prevé se disipe en el segundo semestre, y por el otro lado la débil situación fiscal del país presiona las tasas de interés que se prevé cierren el año entre 8.5 y 9.5% a largo plazo, lo que encarece el financiamiento a las empresas.

Ahora ve
Mira cómo la tecnología te ayuda a ser más incluyente #DiálogosExpansión
No te pierdas
×