La “fiebre de autos” disminuye en EU

El interés por el programa de incentivos para cambiar vehículos viejos por nuevos bajó esta semana; con la iniciativa se han vendido más de 250,000 autos y las solicitudes de reembolso suman 1,000 mdd
auto-coche-ventas  (Foto: Jupiter Images)
WASHINGTON (CNN) -

Las excelentes ventas del programa de incentivos del Gobierno de Estados Unidos "dinero por chatarras" comenzaron a disminuir, mientras los inventarios de los distribuidores se reducen y las visitas a las salas de venta pierden el ritmo frenético de hace una semana. Un análisis de la industria difundido el martes predijo una baja continua de los negocios relacionados con el programa, aún cuando el Gobierno de Obama y el Congreso sumaron 2,000 millones de dólares (mdd) a la iniciativa en los últimos días, con la esperanza de igualar el éxito de sus primeras semanas.

Las ventas durante ese periodo superaron las 250,000 unidades y las solicitudes de reembolso alcanzaron al menos los 1,000 mdd, según cifras del Gobierno y la industria.

"Vemos que ese interés está muriendo", dijo Michelle Krebs, analista de alto rango de Edmunds.com en una entrevista para en análisis de intenciones de los compradores del grupo de recursos de consumidores de la industria automotriz.

"Aún es alto. Es mejor que los niveles anteriores al programa, pero no está en su máximo", agregó.

Krebs dijo que el financiamiento original de 1,000 mdd para el programa era "muy bajo en relación al tamaño del mercado automotriz".

Eso, sostuvo, creó una mentalidad del tipo "fiebre del oro", en la que los consumidores se apresuraron a visitar a los distribuidores a fines de julio y en los primeros días de agosto para asegurarse los descuentos a medida que el fondo de devoluciones disminuía.

La iniciativa "chatarras" ofrece devoluciones de hasta 4,500 dólares cuando los consumidores cambian vehículos más viejos por otros nuevos de mayor eficiencia en el consumo de combustibles.

Los distribuidores dicen que los compradores están cambiando principalmente utilitarios deportivos, camionetas otros autos hechos en Estados Unidos por vehículos de pasajeros fabricados en el exterior.

Los fabricantes de vehículos atribuyeron a las operaciones de "chataras" un aumento de las ventas en julio, con el que la cifra alcanzó su mejor tasa anual para el 2009, un año el que las automotrices han lidiado con una devastadora caída en sus negocios.

Las malas ventas motivadas por el ambiente de recesión contribuyeron a las bancarrotas de General Motors Co y Chrysler esta primavera boreal.

Desde entonces, ambas salieron del Capítulo 11 hacia un incierto lugar en el mercado en el que una más saludable Ford Motor Co está mejorando bien en julio de la brutal caída de las ventas y las firmas japonesas Toyota Motor Co y Honda Motor Co han capitalizado fuertemente el programa "chatarras", alimentado por un en los vehículos de pasajeros.

Tammy Darvish de Darcars Automotive Group dijo que ha disminuido el tráfico en la salas de ventas para los modelos nacionales desde la primera semana del mes, a medida que se reduce el inventario.

Los representantes Candice Miller y Fred Upton, ambos de Michigan donde se ubican las automotrices nacionales, están preocupados por la reducción de los inventarios y pidieron al Gobierno de Obama que intervenga.

"Los inventarios de algunas automotrices y distribuidores han sido tan vaciados que la extensión del programa podría verse limitada en su efectividad", escribieron en una carta al secretario de Transporte, Ray LaHood.

Pidieron que se modifiquen las normas del programa para permitir a los consumidores que reserven un reembolso del fabricante para un vehículo nuevo que hayan ordenado.

Ahora ve
Trump vuelve a defenderse por disturbios en Charlottesville atacando a la prensa
No te pierdas
×