EU, en busca de compradores de bancos

La FDIC relajo las reglas para atraer las inversiones de capital privado a los bancos en problemas; 81 bancos han cerrado en 2009, lo que hace necesaria la ayuda de inversionistas no convencionales.
sheila-bair-fdic-AP.jpg  (Foto: AP)
Colin Barr
NUEVA YORK -

Los reguladores que limpian el desastre de los bancos fallidos mostraron el miércoles lo que están dispuestos a hacer por conseguir ayuda.

La junta de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) votó cuatro a uno para establecer reglas nuevas con respecto a los términos bajo los que los inversionistas privados como empresas compradoras de participación podrían invertir en bancos fallidos.

Las reglas hacen un llamado a los compradores privados de bancos fallidos para que inviertan más capital del que requieren los bancos existentes, y para que mantengan sus inversiones al menos tres años.

La presidenta de la FDIC, Sheila Bair, dijo en la reunión de la junta de la agencia en Washington que ella cree que las reglas (que pretenden atraer dinero de empresas privadas mientras se minimizan los riesgos para el fondo federal de seguros de depósitos) son una solución viable para este "difícil problema".

Hasta 2009, 81 bancos han fracasado, y se espera que docenas más cierren durante el próximo año mientras la industria bancaria digiere pérdidas ligadas a la burbuja de bienes raíces.

"Creo que el compromiso en el que nos metimos es bueno y balanceado", dijo Bair. Con respecto a los inversionistas de capital privado, cree que seguirán apostando bajo este criterio.  

Dinero nuevo

La FDIC normalmente vende bancos fallidos a otras instituciones bancarias, que ya están sujetas a estrictas reglas federales sobre apalancamiento y negocios con afiliados.

Tan sólo el viernes pasado, la FDIC vendió cuatro bancos fallidos a otras instituciones, incluyendo la venta del banco texano de ahorro Guaranty Bank a un banco regional sureño perteneciente al español BBVA.

Pero la escala de limpieza que se avecina tiene a los legisladores considerando cada fuente de capital viable, incluyendo las empresas compradoras de participación fuera de la industria bancaria tan fuertemente regulada.

La FDIC ya vendió a empresas de capital privado algunos bancos fallidos grandes, incluyendo IndyMac, el tercer fracaso bancario más grande de la historia. También vendió al prestamista de Florida, BankUnited, a un grupo dirigido por el especialista en compras de participación, Wilbur Ross.

El mes pasado, la agencia propuso nuevas reglas en una apuesta para hacer que estos acuerdos se volvieran una rutina. Debido a que la propuesta de julio fue difícil y confusa en algunos detalles, el interés de las empresas privadas en la adquisición de bancos fallidos bajó.

"Habíamos tenido respuestas entusiastas hasta que estas políticas salieron", dijo Manual Mehos, presidente de Green Bank en Houston, un banco que está recaudando financiamiento de capital privado para invertirlo en acuerdos de bancos fallidos. "Desde entonces, no es que se haya congelado sino que está en espera".

Pero Mehos dijo que las reglas revisadas parecen ser el primer paso para ser considerablemente más favorables para los inversionistas privados.

Reglas nuevas

Bajo las nuevas reglas, los inversionistas privados que están comprando bancos fallidos tendrán que mantener su capital privado "de un escalón" (tier 1) equivalente al 10% de los activos de los bancos.

Esto está por debajo de la propuesta original de la FDIC, la cual habría pedido a los compradores que mantuvieran un rango de apalancamiento de un escalón de 15%, pero por encima del 5% requerido para los bancos bien capitalizados y el 8% que pedían los bancos nuevos.

La FDIC estableció la condición de que los inversionistas debían mantener a los bancos por tres años con el propósito de atraer las apuestas de sólo las empresas que Bair consideró serias con respecto a la industria bancaria a largo plazo. 

"Queremos a gente que tenga la seriedad de manejar bancos y que sepan que necesitan ser operados de forma rentable pero también prudente", dijo Bair.

Estas jugadas surgen como resultado de la presión ejercida por los legisladores del Congreso hacia los reguladores para no otorgar ningún regalo a los compradores de bancos fracasados mientras la furia de los rescates sigue fresca.

Los inversionistas de capital privado que tomaron control de los restos del fallido banco IndyMac en enero están satisfechos.

Se estima que el fallo de este banco en julio pasado le costó al fondo de seguros de la FDIC 10,700 millones de dólares. Pero OneWest, como se le conoce a la reestructuración de IndyMac, obtuvo ganancias de 182 millones de dólares en el segundo trimestre que terminó en junio. Los compradores incluyen al fondo de cobertura multimillonario John Paulson y al especialista en compras de participación Chris Flowers.

"Es fácil darse cuenta de dónde está buscando la FDIC a la gente que hace dinero en grande", dijo Hal Reichwald, abogado en Manatt Phelps & Phillips en Los Ángeles, despacho que representa a inversionistas.

Reichwald dijo que mientras los requisitos de capital más bajo sean más atractivos para quienes potencialmente apuesten en los bancos fallidos, él se pregunta si las nuevas reglas serán suficientes para lograr la avalancha de financiamientos de capital privado que tanto desea la FDIC.

Por ejemplo, las reglas adoptadas el miércoles incluyen una declaración que alienta a los inversionistas de capital privado para que se unan a las empresas que ya apuestan a los bancos fallidos.

Aunque esta política tiene sentido para los reguladores que intentan tener el control de varios bancos fallidos, pero "eso es lo último que quiere hacer la inversión privada", dijo Reichwald. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dijo que los inversionistas de capital privado se ven a ellos mismos como "dueños de su propio destino" y que pasar por empresas con participación existentes no es llamativo para su deseo de control.

"Eso es añadir más procesos a una situación ya complicada", dijo Reichwald.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×