El salario sube 2.9%, alimentos 9%

En los primeros 30 meses del gobierno actual el salario tuvo un aumento menor al de los alimentos; el ingreso promedio trimestral de los hogares mexicanos en 2008 fue 1.6% menor que en 2006.
pesos  (Foto: Cortesía SXC)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El salario promedio de los trabajadores adscritos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tuvo un incremento real de 2.9% durante los primeros 30 meses de la administración actual, de acuerdo con el Tercer Informe del Gobierno federal. Sin embargo la caída del salario frente a la inflación fue de 1.94% en febrero de este año, la mayor desde octubre de 2004 cuando el aumento real de esta remuneración fue negativo en 2.07%, según estadísticas de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Pero los salarios no fueron los únicos con incrementos, durante la primera quincena de agosto los precios de los alimentos procesados subieron 7.38% y los agropecuarios 10.60%, es decir un alza promedio, en el rubro, de 9%, según cifras del Banco de México.

Tan sólo la canasta básica de consumo subió 0.32%, casi tres veces más que la inflación general en la primera quincena de agosto de 0.11%.

Al cierre del año pasado el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), estimó que 19.5 millones de personas tenían ingresos insuficientes para adquirir una canasta básica de alimentos, incluso si los destinaran exclusivamente para ese fin.

"La pobreza por ingresos sigue siendo elevada en México y aumentó debido al entorno económico adverso a nivel internacional y nacional", dijo recientemente Coneval en un comunicado de prensa.

En junio de 2009, el salario ascendió a 230.69 pesos diarios, cifra que significó un incremento de 2.5% en términos reales respecto al nivel de diciembre de 2008.

A pesar de este ‘aumento', el ingreso corriente promedio trimestral de los hogares mexicanos en 2008 fue de 36,694 pesos, es decir 1.6% menos que en 2006, cuando la cifra promedio era de 37,299 pesos.

La presión sobre el salario de los trabajadores es provocada por dos frentes de acuerdo con analistas: la inflación al alza y la mayor tasas de desocupación, que a julio de 2009 rebasó el nivel de la crisis de 1995, la peor que ha vivido México.

El desempleo alcanzó en julio a 2.7 millones de personas en edad de trabajar, 300,000 más que el mes anterior, lo que arroja una tasa de 5.70%, cifra superior al 5.62% de junio, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Esta cifra contrasta con la débil generación de 14,000 puestos de trabajo formales en julio, que para las autoridades marcaba el inicio de la recuperación en el mercado laboral.

Ahora ve
El cambio climático está afectando los lugares más bonitos del mundo
No te pierdas
×