¿Quien logró la recuperación económica?

La mayoría de los analistas coinciden en que la economía de EU avanza hacia el fin de la recesión; pero aún no queda claro cuáles políticas gubernamentales fueron las responsables de la mejoría.
dinero-dolares-monedas-billetes-JIjpg.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

Aunque oficialmente la recesión no ha terminado, hay un sentimiento creciente de que la economía se está recuperando. Pero también hay un debate sobre quién merece llevarse el crédito. 

La pregunta sobre quién debería recibir los elogios por ayudar a llevar a la economía al buen camino puede parecer trivial, pero saber qué políticas funcionaron y cuáles necesitan mantenerse podría ayudar a mantener el ritmo de la recuperación.

En Washington hay quienes han hecho esfuerzos impresionantes por tratar de reivindicar la economía desde hace un año o más.

El año pasado, el Congreso firmó un cheque en blanco a la Secretaría del Tesoro para cubrir las pérdidas de los gigantes financieros hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac, y creó el Fondo de Alivio Para Activos en Problemas (TARP, por sus siglas en inglés), de 700,000 millones de dólares. A principios de este año, los legisladores aprobaron un paquete de estímulos de 787,000 millones de dólares.

Mientras tanto, la Reserva Federal recortó las tasas de interés a cerca de 0% e inyectó más de un billón de dólares a la economía con el rescate a AIG, con su apoyo a los valores respaldados por hipotecas y otros programas de préstamos. 

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo en un discurso el mes pasado que la Reserva Federal y el Congreso, así como otros gobiernos y bancos centrales en todo el mundo, merecen el crédito por evitar que la economía global cayera en una depresión.

"Sin estas acciones veloces y fuertes, muy probablemente el pánico de octubre pasado habría seguido intensificándose y más empresas financieras habrían colapsado también, y el sistema financiero global habría estado en un riesgo severo", dijo.

Varios economistas coinciden en que la Reserva Federal, el Congreso y las administraciones de Bush y de Obama merecen crédito por las decisiones que se tomaron para que terminara la recesión.

"Las acciones de la Reserva Federal y del Departamento del Tesoro que comenzaron en octubre pasado han funcionado a pesar de lo impopulares que fueron", dijo Bill Hampel, economista en jefe de Credit Union National Association. "Fue confusa, complicada y requirió mucho dinero, pero las acciones fueron exitosas para prevenir la implosión de varias instituciones".

Por supuesto que es fácil encontrar fallas en cualquier programa en particular.

"Intentaron varias cosas, algunas funcionaron y otras no", dijo Kurt Karl, economista en jefe para Swiss Re. en Estados Unidos. "Se cometieron errores, y hubo una solución ad hoc. Habría sido sorprendente que no se cometieran errores".

¿Recuperación o pura emoción?

Para asegurarse, algunos economistas temen que todos los esfuerzos que se tomaron ocasionen problemas más grandes en el futuro. Por ejemplo, la Reserva Federal podría estar arriesgando una inflación en el futuro si el dinero que se le ha inyectado a la economía no es retirado en el momento preciso.

También hay preocupaciones de que los inminentes déficits de los estímulos y de otros gastos del Congreso sólo puedan ser repagados mediante impuestos más altos, lo que sería un arrastre para la economía en el futuro.

"La economía necesitaba una sacudida y la tuvo", dijo David Rosenberg, economista en jefe y estratega para el gestor de activos Gluskin Sheff. "Nos emocionó mucho, pero no hubo seguimiento, así que todo se cobrará en los siguientes trimestres".

Pero la mayoría de los economistas siguen apoyando las acciones de la Reserva Federal. La Asociación Nacional de Economistas de Negocios (NABE, por sus siglas en inglés), publicó un sondeo el lunes que mostraba la aceptación general de las políticas monetarias y fiscales actuales.

Y aunque pocos economistas creen que el paquete de estímulos ha sido un éxito sin atenuantes, hay un acuerdo general de que el gasto gubernamental está generando el impulso necesario que la economía necesita ahora.

"No creo que sea un accidente que la recesión haya terminado mientras los estímulos estaban teniendo su impacto más importante", dijo Mark Zandi, economista en jefe de Economy.com de Moody.

Demasiado pronto para decir quién ganó

Sigue siendo razonable preguntarse si las señales actuales de recuperación tienen más que ver con el funcionamiento de los ciclos económicos, es decir, los mercados resolvieron la crisis, y no el Gobierno.

Los temores sobre las pérdidas de empleo y los créditos apretados hicieron que los consumidores recortaran sus gastos, lo que dio como resultado una demanda acumulada. Además, los negocios recortaron la producción, lo que dejó a los inventarios en niveles muy bajos.

"Ahora que ya todos se dieron cuenta de que el fondo no va a desmoronarse, los negocios tendrán que volver a llenar sus inventarios", dijo Karl.

Varios expertos creen que será importante para la Reserva Federal y para el Congreso no echar por la borda sus intentos de estimular la economía. La encuesta de la Asociación Nacional de Economía Empresarial (NABE, por sus siglas en inglés) descubrió que el 76% de los economistas no creen que otra ronda de estímulos sea necesaria en este punto. 

"Es muy difícil evaluar apropiadamente las verdaderas condiciones de la economía debido a lo medicada que se encuentra", dijo Rosenberg.

Hay quienes alegan que el Congreso y la Reserva Federal no deberían detenerse en sus intentos de reactivar la economía. A pesar de las señales de progreso, aún será necesaria una ayuda extra.

"Creo que la recuperación es muy frágil y podría volver a caer", dijo Zandi. "Está muy lejos de evolucionar para volverse una expansión económica autosustentable. El estímulo es temporal y muy probablemente necesitará más ayuda por parte de los legisladores.

Tomando esto en cuenta, es muy improbable que cualquiera de las autoridades electas se apresure para llevarse el crédito de la recuperación.

"Mientras el desempleo siga cerca del 10% y sigamos perdiendo empleos, esto no se sentirá como una recuperación para nadie más que para los economistas", dijo Zandi. "No quieren levantar su bandera de ‘misión cumplida' todavía".

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×