México mantendrá crecimiento mediocre

La reforma propuesta puede impactar en el crecimiento de la economía al inhibir el consumo; de aprobarse nuevos impuestos la inflación aumentará dos puntos porcentuales: analistas.
dollar-billete-crisis-recesion-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reforma tributaria propuesta por el presidente Felipe Calderón podrá paliar la caída de ingresos públicos, pero limitará el crecimiento económico coincidieron analistas. "El paquete fiscal es necesario, pero aumentar los impuestos tendrá un impacto sobre las decisiones de inversión y consumo", dijo en entrevista Justin Thody, directora de Economist Intelligence Unit.

La especialista prevé que la economía mexicana se recupere un 2.7% durante el próximo año, pero se desacelerará a un 2.3% en 2011, debido a que la economía estadounidense, de la cual depende en gran parte, ya no tendrá la ventaja de los multimillonarios apoyos fiscales, al tiempo que sus consumidores han ajustado su gasto ante la pérdida de patrimonio y empleo.

El presidente Calderón propuso al Congreso un nuevo impuesto de 2% al consumo, aumento en las tasas de ISR y IEPS, y un nuevo impuesto a las telecomunicaciones para tapar un boquete fiscal de 300,000 millones de pesos (mdp).

"Al aumentar impuestos para salvaguardar las finanzas lo que sacrificaron fue el crecimiento", dijo José Luis de la Cruz, investigador del Tecnológico de Monterrey (TEC) campus Estado de México.

El Gobierno estima que el Producto Interno Bruto crecerá 3% el próximo año, pero no tiene pronóstico para 2011.

Los expertos coinciden en que la propuesta del ejecutivo afecta al flujo de efectivo del sector privado particularmente de las empresas, lo que mina la competitividad de la economía.

Inflación

De aprobarse la reforma tributaria sumada al incremento en los precios de servicios públicos como gasolinas, gas y energía eléctrica, los analistas prevén un golpe al bolsillo, ya que la inflación aumentaría más de lo previsto.

"Estimábamos que por cada 100,000 millones de pesos de recaudación adicional en impuestos a la producción y servicios (IEPS), la inflación aumentaría en 2 puntos porcentuales respecto al escenario actual", dijo Banamex Accival.

Banco de México prevé que la inflación, sin considerar la reforma tributaria y la política de precios públicos, cierre el próximo año con un aumento de 3.5%, por lo que de aprobarse los nuevos impuestos el castigo al bolsillo será mayor.

Sin embargo, el Secretario de Hacienda, Agustín Carstens, estimó ayer martes que el impacto de si propuesta económica es de sólo un punto porcentual por lo que estima una inflación de 4.8% al cierre del próximo año.

Pobreza

En México a diferencia de otros países en recesión la inflación no ha cedido y se mantienen en niveles superiores a 5% anual, lo que en parte causó un incremento en el número de pobres en 2008.

De hecho México presenta uno de los retrocesos más importantes de la región latinoamericana, que en países como Brasil ha avanzado en la lucha contra la pobreza durante los últimos cinco años.

"El PIB mexicano recuperará su niveles reales de 2008, hasta 2011 y el PIB  per cápita hasta 2012, eso es el impacto de una recesión tan profunda", dijo Thody quien pronostica que en durante los próximo 10 años Turquía e Indonesia superarán el tamaño de la economía mexicana.

Pero el Gobierno propuso aumentar los subsidios para el desarrollo social a 74,000 mdp, desde los 56,000 mdp de este año, gracias a las aportaciones por 72,000 mdp, que de aprobarse, otorgará el nuevo impuesto al consumo.

"Estos recursos servirán para atenuar el problema de pobreza pero son transferencias que no generan crecimiento no resuelven el problema de forma sostenible pero reflejarán una mejora  en los indicadores de 2010", dijo De la Cruz.

Apuestas

Los analistas consultados prevén negociaciones "ríspidas", pero se ha presentado un documento con margen de negociación en el que se pronostican cambios.

De hecho el bajo nivel de déficit propuesto, 0.5% del PIB, unos 60,000 mdp, hace ver al investigador del TEC que se pueda negociar un aumento, es decir, mayor endeudamiento, a cambio de eliminar el nuevo impuesto al consumo de 2%.

Incluso espera que haya un aumento en el gasto de inversión, del cual el Gobierno propuso una reducción de 13%, y candados en gasto social.

"Así, estamos moderadamente optimistas sobre la aprobación final del paquete fiscal para el 2010", dijo Bamaex Accival.

El paquete económico propuesto "dependerá del PRI y lo que más le interesa a este partido es recuperar la presidencia en 2012, hasta cierto punto resulta ser un poco optimista", dijo Thody.

The Economist Intelligence Unit dejó en claro que sin las reformas, que desde hace una generación se analizan México, difícilmente lograrán aprovechar su potencial de crecimiento estimado en más de 5% anual.

Ahora ve
Tu empresa tiene mucho que decir
No te pierdas
×