Plan fiscal 2010, sin efectos en el PIB

Los empresarios piden reformas que eleven la recaudación y faciliten el pago de los impuestos; Armando Paredes, líder del consejo, dio su visto bueno a la creación del nuevo gravamen antipobreza.
Armando Paredes  (Foto: Archivo NTX)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los cambios propuestos por la secretaría de Hacienda en materia fiscal no contribuirán con el crecimiento económico del país, aunque el Gobierno espere un crecimiento del 3% en el Producto Interno Bruto (PIB) para el próximo año, dijo el miércoles el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Armando Paredes. "Lo que tenemos que buscar es una reforma (tributaria) que sí aumente la recaudación pero que de alguna manera facilite el pago de impuestos y que fomente la inversión y el crecimiento", dijo el líder empresarial en audioconferencia con los medios.

El martes pasado Hacienda presentó al Congreso su paquete económico para 2010, donde prevé modificaciones fiscales como aumento en la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), incorporación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en algunos bienes y servicios -bebidas alcohólicas, cerveza, cigarros, telecomunicaciones-, y la creación del impuesto denominado Contribución para el Combate a la Pobreza que grava todas le ventas con una tasa del 2%.

Con estas modificaciones fiscales, el Gobierno espera recaudar unos 175,700 millones de pesos para el 2010, de los cuales 20,400 millones se compondrían también por eficiencias que se lograrán en la administración tributaria.

Las autoridades tratan de tapar un boquete en las finanzas públicas para el siguiente año de casi 300,000 millones de pesos, monto que también se compensará con algunas modificaciones en el gasto público.

Para este año, Hacienda espera que el país retroceda hasta un 6.8%, afectado por la crisis económica y los problemas de la influenza humana, que provocarán un debilitamiento en las finanzas públicas.

"Considerada la dirección de ese gravamen (Contribución para el Combate a la Pobreza) lo vemos como un gravamen positivo", dijo Paredes.

Algunos expertos fiscalistas y la iniciativa privada habían apoyado la creación de más impuestos indirectos en el actual sistema fiscal, para aumentar la base de los contribuyentes que actualmente se compone de poco más de 24 millones entre personas físicas y morales.

Sin embargo, el nuevo impuesto enfrenta las críticas de los partidos de oposición en el Congreso como el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Revolucionario Institucional (PIR), este último ocupa la primera minoría en la Cámara de Diputados.

"Tampoco quitamos el dedo del renglón de que se revisen todos los programas que de alguna manera se están manejando actualmente, a efectos que sean efectivos en el combate a la pobreza y que llegan a las personas que lo requieran", dijo Paredes.

El empresario precisó que el CCE se encuentra estudiando el paquete económico de 2010, para poder dar más detalles en su opinión sobre los cambios fiscales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El secretario de Hacienda, Agustín Carstens, dijo en la víspera que el nuevo impuesto se destinará principalmente a los programas de Oportunidades y Seguro Popular.

A su vez, el Gobierno prevé tapar el hoyo que se espera en 2010 en las finanzas públicas con un recorte al gasto de hasta 218,000 millones de pesos, y un déficit presupuestario de 60,000 millones.

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×