Ajuste a gasto alcanza 218,000 mdp: SHCP

Hacienda señaló que el ajuste al gasto público propuesto en el presupuesto equivale a 1.7% del PIB; dijo que el Ejecutivo será el primero en ‘apretarse el cinturón’ ante la baja de ingresos públicos.
monedas-dinero-economia-SX.jpg  (Foto: Cortesía SCX)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El Poder Ejecutivo es el primero en "apretarse el cinturón" ante la baja estimada de los ingresos públicos el año próximo, y la impostergable necesidad de aumentar la productividad gubernamental en beneficio de los mexicanos, afirmó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Señaló que el ajuste total al gasto público propuesto en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para 2010 alcanzará los 218,000 millones de pesos, equivalentes a 9.3% del gasto programable o 1.7% del Producto Interno Bruto (PIB).

El proyecto de presupuesto "plantea un ajuste sin precedentes del gasto público, que incluye una severa contracción", precisa en el Informe Semanal de su Vocería

Al mismo tiempo, libera recursos para apoyar más a la población en condiciones de marginación y pobreza, para priorizar más los programas con mayor incidencia en el crecimiento económico y para reforzar la lucha contra la inseguridad.

Destaca que la fuerte contención del gasto y la reestructuración de la Administración Pública permitirán mantener un gasto mínimo necesario, a fin de satisfacer las necesidades básicas de la población.

Ello, mediante la política de desarrollo social y el programa de inversión en infraestructura, ambos prioritarios para la reactivación económica, así como para proseguir la lucha frontal contra la delincuencia.

El ajuste presupuestario se compone de una disminución real del gasto programable (sin considerar la inversión de Pemex) de 3.4%, es decir, 74.2 mil millones de pesos menos que el aprobado para 2009, y diversos ajustes adicionales al gasto del sector público por 143.8 mil millones de pesos.

Entre ellos está la reducción del gasto administrativo, de operación y de servicios personales, principalmente del Poder Ejecutivo, a través de un Programa de Austeridad, con el que se persigue adelgazar y eficientar la estructura bajo el principio no sólo de hacer más con menos, sino de hacerlo mejor.

Se estima que este esfuerzo logrará ahorros por 73 mil millones de pesos, lo que equivale a 1.2 veces el gasto que realizarán los ramos autónomos (Legislativo, Judicial, Instituto Federal Electoral, Comisión Nacional de Derechos Humanos).

En específico, el Programa de Austeridad prevé desaparecer tres secretarías de Estado, cuyas funciones serían absorbidas dentro del propio aparato gubernamental, y fusionar la Lotería Nacional con Pronósticos para la Asistencia Pública.

Asimismo, reducir en 5.0 por ciento las estructuras de altos mandos, incluyendo oficialías mayores y áreas administrativas homólogas; y contraer en 10 por ciento el gasto correspondiente a embajadas y representaciones de México en el exterior.

Además, disminuir en 10% el gasto de delegaciones (y oficinas de representación) de las dependencias y órganos desconcentrados en las entidades federativas; y regularizar ahorros por vacantes en plazas de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal llevadas a cabo durante 2009.

En síntesis, el ahorro total del Programa de Austeridad proviene de la reducción de 27 mil 700 millones de pesos en servicios personales, de 38 mil 750 millones en gastos administrativos y de operación de las dependencias y entidades, y de ahorros de hasta 6 mil 500 millones de pesos.

También se plantea implementar políticas complementarias en materia de servicios personales, gastos administrativos y de operación, entre las que están mantener una nula de creación de plazas y el congelamiento de aquéllas que se vayan liberando, obteniendo ahorros por 3 mil millones de pesos.

Asimismo, medidas adicionales para reducir el gasto de administración y operación, como no remodelación de oficinas ni adquisición de muebles para oficina ni vehículos, llevar a cabo una contratación consolidada de materiales y suministros, reducir viáticos y asesorías, lo que implicará ahorros por 4 mil millones de pesos.

La Secretaría de Hacienda precisa que otra medida complementaria es adoptar, por noveno año consecutivo, una política de nulo incremento en las remuneraciones de enlaces, mandos medios y superiores del gobierno federal.

Si a ello se añade la disminución de 10% en el salario de mandos superiores decretada en diciembre de 2006, el poder adquisitivo de dichos funcionarios habrá disminuido en 39% de 2002 a 2010.

Así, con este esfuerzo inédito, el Ejecutivo pone el ejemplo a todo el sector público al proponer para 2010 una reducción real de su gasto neto de 7.6% respecto al de 2009.

En particular, señala, el gasto en servicios personales en el sector público aumentará sólo 0.8 por ciento real en 2010.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De manera desagregada, en el INEGI se elevará 29.4%, en los Ramos Generales 6.4% y en los Ramos Autónomos (Legislativo, Judicial, IFE y CNDH) 1.4%; mientras que en las Entidades de Control Directo (Pemex, CFE, LFC, IMSS e ISSSTE) se contraerá en total 2.0% y en el Ejecutivo descenderá 4.0%, todo en términos reales.

 

Ahora ve
Cámaras de seguridad captan a un extraño objeto iluminando el cielo
No te pierdas
×