Obama quiere reforma financiera en G20

El presidente de EU busca convencer a los líderes de aplicar medidas económicas sustentables; se espera que las naciones confirmen que la recesión se acerca su fin.
Obama  (Foto: CNN)
PITTSBURGH (CNN) -

El presidente estadounidense, Barack Obama, llegó el jueves a la cumbre del Grupo de los 20 con una ambiciosa agenda para combatir el comportamiento riesgoso de los bancos y llevar la economía global hacia un camino más sustentable. La Casa Blanca dijo que la reforma al sistema regulatorio del sector financiero era la principal prioridad, desestimando las preocupaciones de la canciller alemana Angela Merkel, que había advertido que un intento de Estados Unidos para rebalancear la economía global podría dejar en un segundo plano el impulso para endurecer las normas que rigen los mercados.

"No pienso de ninguna manera que (ambos temas) sean mutuamente excluyentes", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Merkel advirtió el jueves que el esfuerzo de Estados Unidos por rebalancear la economía global amenaza con desviar al Grupo de los 20 de la necesidad más urgente de regular al mercado financiero en la cumbre de Pittsburgh.

Los comentarios de Merkel en Berlín resaltaron las diferencias entre las grandes economías del mundo, en momentos en que ella, Obama y otros líderes del G20 comienzan a participar en Pittsburgh de un encuentro de dos días en búsqueda de respuesta para la crisis financiera global.

El amplio rango de problemas que la cumbre debe debatir -desde el ineficiente modelo de crecimiento global a reglas más severas para los bancos y los pagos a los banqueros, además del cambio climático- genera pocas expectativas de que se adopten medidas en el corto plazo.

Estados Unidos, la mayor economía del mundo y epicentro de la crisis global, quiere que los países del G20 se comprometan a depender menos de los consumidores estadounidenses mediante un incremento del consumo en los países exportadores como China, mientras se estimula a naciones endeudadas como Estados Unidos a ahorrar más.

"He dejado en claro que no deberíamos buscar otros tópicos y olvidar sobre la regulación al mercado financiero", dijo Merkel. "Los desequilibrios son un tema de eso. Debemos ver desequilibrios y todas las causas posibles en la agenda. Los tipos de cambio pertenecen a eso", afirmó.

Merkel, encaminada a ganar un segundo término de Gobierno en las elecciones del domingo, dijo que los países líderes del mundo lograban avances en la reforma financiera y no deberían alejarse de medidas que podrían ser impopulares en la industria bancaria, donde comenzó la crisis económica.

Haciendo eco de las declaraciones de Merkel, el primer ministro japonés, Yukio Hatoyama, dijo que su país quiere ser parte de la elaboración de normas globales para controlar "el juego de fabricar dinero en exceso".

Los diplomáticos del G20 tratan de reducir las diferencias sobre las propuestas de Estados Unidos para rebalancear la economía mundial y asuntos como el ritmo de las conversaciones de comercio, el uso de combustibles fósiles y el balance del poder en las instituciones financieras.

China, el gigante exportador, ha dado sólo un apoyo parcial a la idea de mejorar los desequilibrios globales.

Los países ricos presionaban a las naciones de economías emergentes el jueves para incrementar la demanda interna pero aún es un asunto abierto, dijo un diplomático italiano.

Un borrador del comunicado de la reunión se encontraba a medio camino. Los funcionarios acordaron que este dirá que existen señales de que la recesión global está terminando pero también destacarán la necesidad de la continuidad de las medidas de estímulo, dijo el diplomático italiano.

El Fondo Monetario Internacional ha instado a los líderes del G20 a mantener sus planes de estímulo mientras las personas que perdieron sus empleos durante la crisis sigan sin trabajo.

Corea del Sur dijo que era demasiado pronto para discutir una estrategia de salida. "Es muy prematuro. Esa es nuestra posición absoluta", dijo a Reuters el ministro de Finanzas de Corea del Sur, Yoon Jeong-hyun.

En otro indicio de un incremento en la estabilidad financiera, los principales bancos centrales del mundo anunciaron que planeaban reducir sus masivas inyecciones de dólares en sus sistemas bancarios que hicieron parte de los esfuerzos para apuntalar las economías afectadas por la crisis.

Por otra parte, fuentes europeas dijeron que Estados Unidos se oponía a establecer una meta para comienzos del 2010 para al progreso en la Ronda de Doha sobre el comercio mundial.

Los diplomáticos europeos sostiene que el Gobierno de Obama está demasiado enfocado en lograr la aprobación de un polémico plan de salud en el Congreso para arriesgar tener nuevos conflictos con los parlamentarios por un acuerdo comercial que podría molestar a los grupos agrícolas y empresariales.

Cientos de manifestantes se reunieron en un gran parque y se aprestaban a marchar hacia el centro de convenciones donde se desarrolla la reunión del G20.

"Tener algo como esto sin público no es correcto", dijo Katy Slininger, un estudiante de periodismo de 20 años.

Entre los manifestantes, un hombre llevaba una enorme bandera estadounidense con logos de compañías como McDonalds, IBM, Shell, Pepsi y General Electric en lugar de las estrellas.

Francia y Alemania quieren reducir los bonos pagados a los ejecutivos bancarios, considerados como alentadores de la toma de riesgo que ayudó a causar la crisis en los mercados financieros que llevaron a la economía mundial a la recesión.

Los diplomáticos dijeron que las conversaciones ahora avanzaban hacia establecer un vínculo general entre las ganancias que obtiene un banco y la salud de su hoja de balance y la cantidad de dinero que pueda poner en una serie de bonos.

Ahora que la recesión en varios países parece estar acabando, el desafío es sostener el sentido de urgencia percibido en abril cuando el G20 acordó trabajar en conjunto para rescatar la economía mundial y se comprometió a entregar al FMI miles de millones de dólares para combatir la crisis.

La Reserva Federal estadounidense dijo el miércoles que el crecimiento había regresado a la economía más grande del mundo, mientras que las solicitudes de beneficios de desempleo en el país cayeron en la última semana, aunque la venta de casa usadas en agosto bajó, entregando un panorama mixto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La zona euro parece estar posicionada para salir de la recesión, aunque la mayor parte de los economistas espera sólo una recuperación gradual.

 

Ahora ve
Protestas dentro y fuera del Congreso por el proyecto de salud de Trump
No te pierdas
ç
×