Menos impuestos por LyFC: Carstens

El secretario de Hacienda dijo que el cierre de la paraestatal generará ahorros en el presupuesto; afirmó que esto permitiría reducir los impuestos propuestos en su plan fiscal para 2010.
agustin-carstens-NT.jpg  (Foto: Notimex)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La liquidación de la empresa estatal Luz y Fuerza del Centro (LFC) generará ahorros en el presupuesto del Gobierno mexicano en el 2010, lo que permitiría reasignaciones o una reducción de los impuestos propuestos en una reforma fiscal, dijo el lunes el secretario de Hacienda.

El Gobierno decretó el fin de semana la liquidación de la compañía que provee energía a la capital y otras zonas del centro del país por sus elevados costos que superan las ventas, en medio de un deterioro en las finanzas públicas por la crisis global.

El Gobierno gastará este año unos 20,000 millones de pesos (1,500 millones de dólares) en la liquidación de la compañía, incluyendo indemnizaciones a sus 47,000 trabajadores.

Para el 2010, el Gobierno había planteado transferencias a LFC por 30,000 millones de pesos, de los cuales gastará 12,000 millones en el pago de pensiones a los electricistas retirados, dijo el secretario Agustín Carstens a Radio Fórmula.

"Para el presupuesto del 2010 se liberarán 18,000 millones de pesos y eso tendremos que discutir con la propia Cámara (de diputados) adonde se reflejaría ese menor requerimiento de recursos, (...) si hay reasignación o incluso si hay una reducción en lo que nosotros estamos proponiendo en cuanto a impuestos", comentó.

El Gobierno busca que el Congreso apruebe un plan que plantea recortes al gasto, la creación de nuevos impuestos y aumentos de algunos ya existentes para mejorar las finanzas públicas que en el 2010 registrarían un agujero de 300,000 millones de pesos.

El plan incluye un polémico tributo del 2% de aplicación general -que significaría unos 70,000 millones de pesos adicionales en el 2010- y un aumento temporal al impuesto sobre la renta para los trabajadores que más ganan, entre otros.

Ahorros se reasignarán a inversión

Las propuestas del Gobierno tienen que ser aprobadas por el Congreso, dominado por la oposición y que ha sido renuente en el pasado a aprobar nuevos impuestos generalizados.

El diputado del opositor PRI David Penchyna, secretario de la comisión de Hacienda que dictaminará el plan fiscal, dijo a Reuters que los ahorros que pudiera haber por la liquidación de la compañía eléctrica se reasignarían a inversiones públicas.

"Lo que te puedo decir a bote pronto es: si va a haber ingreso adicional o ahorros por la extinción de Luz y Fuerza (...) ese ingreso adicional nosotros lo vamos a destinar a la inversión pública", dijo el legislador.

"El rechazo a aumentar impuestos nosotros lo traemos como un principio por el ciclo recesivo, y seguramente se va aliviar un poco la presión (...), además el Gobierno está mandando de señal un adelgazamiento más del aparato público", agregó.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), que provee de electricidad al resto del país, se hará cargo temporalmente de los servicios que prestaba la liquidada LFC.

Según el secretario Carstens, unos 10,000 trabajadores de la compañía liquidada podrían ser recontratados por la CFE.

"Luego se decidirá si todo se integra a CFE o se integra otra compañía paraestatal nueva", dijo Carstens a la cadena Televisa.

El Gobierno presupuestó en el 2009 unos 42,000 millones de pesos (3,100 millones de dólares) para cubrir las pérdidas de LFC, casi el mismo monto asignado al Ejército.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×