Piden a Obama ampliar plan de vivienda

Grupos del ramo inmobiliario y de banca en EU resaltaron la ayuda del programa fiscal; industriales de la vivienda pidieron que el apoyo que termina el 30 de noviembre se amplíe un año.
NUEVA YORK (CNN) -

Grupos del sector inmobiliario y de la industria bancaria pidieron este lunes al Gobierno del presidente Barack Obama ampliar y expandir el programa de crédito fiscal para compradores de casas por primera vez, una herramienta que consideran vital para estabilizar el frágil mercado de vivienda.

El programa del Gobierno que ofrece un crédito fiscal por 8,000 dólares a los compradores por primera vez y que finalizaría el 30 de noviembre, debe ser extendido por un año más y ampliado para abarcar a todos los compradores de viviendas, dijeron los grupos comerciales en un carta.

Firmada por la Asociación de Banqueros Hipotecarios, la Asociación Nacional de Constructores de Casas y la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces, la carta estaba dirigida al secretario del Tesoro, Timothy Geithner, al secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano y a Lawrence Summers, presidente del Consejo Económico Nacional.

"Alcanzar un equilibrio entre la oferta y la demanda de viviendas es vital para estabilizar los precios de las casas, y por tanto la riqueza familiar", dijo el grupo.

Ampliar el crédito fiscal ayudaría a impulsar la demanda lo suficiente como para absorber el inventario de viviendas, decía la carta.

La Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces estimó que el crédito fiscal ayudó a generar cerca de 335,000 ventas de casas adicionales.

La presión de estos grupos llega en momentos en que el mercado inmobiliario muestra crecientes indicios de estabilización, incluyendo incrementos en los precios por primera vez en tres años.

Pero las expectativas de que los bancos tendrán que lanzar al mercado una importante cantidad de viviendas embargadas pese a las modificaciones en las hipotecas, ha llevado a muchos analistas a predecir una recaída en el sector, especialmente a medida que se avanza hacia la temporada de invierno boreal, donde tradicionalmente hay menos ventas.

El plazo hasta el 30 de noviembre para el crédito fiscal probablemente marcaría "un falso máximo" en el repunte de los precios de las casas, a menos que el programa sea extendido, según el consultor de bienes raíces John Burns.

Los legisladores han dicho que están considerando extender o ampliar la medida de apoyo estatal.

El líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, respalda un proyecto de ley bipartidista para extender el crédito por seis meses. Un plan de los republicanos en el Senado contempla un aumento en el monto a 15,000 dólares.

"Nuestra frágil economía está comenzando a mostrar indicios de recuperación", dijeron los grupos en la carta. "No deberíamos poner en peligro esa recuperación al dejar que este crédito fiscal concluya".

Ahora ve
Derrumbe en una obra suspendida derriba cuatro casas en Monterrey
No te pierdas
×