Francia critica la debilidad del dólar

Funcionarios externaron su temor a que la divisa ocasione aumentos en la inflación; el país europeo ha presionado para obtener un tipo de cambio internacional.
PARIS (CNN) -

Francia dijo el martes que un euro a 1.50 dólares era un desastre para Europa y se unió a China en sus temores de que una moneda estadounidense débil pudiera aumentar la inflación. Los últimos comentarios de funcionarios y firmas a nivel global se sumaron al debate acerca de los desequilibrios entre las monedas, que probablemente continúe en el encuentro de ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales del G-20, en Escocia, en noviembre.

Francia ha estado presionando por un tipo de cambio internacional y ha estado a la cabeza de las quejas europeas acerca del euro, que el martes operaba no lejos de 1.50 dólares, un nivel que no se veía desde agosto del 2008.

"Un euro en 1.50 dólares es un desastre para la industria y la economía europea", aseveró Henri Guaino, -importante asesor del presidente francés Nicolas Sarkozy, y que escribe los discursos presidenciales-, a la prensa en el marco de una conferencia del partido de Sarkozy.

Afirmó también que en algún momento la fortaleza del euro contra la moneda estadounidense podría resultar insoportable y que Europa tendría que reaccionar, muy probablemente imprimiendo euros, lo que llevaría además a la inflación.

Francia se sintió decepcionada de que las principales naciones desarrolladas y en desarrollo del G-20, que se reunieron en Pittsburgh durante septiembre, discutieran los desequilibrios económicos mundiales sin tocar el tema de las monedas.

Hay además crecientes signos de que China se siente preocupada acerca de las implicancias nacionales de la paridad deslizante de su moneda, el yuan.

"En las circunstancias de una caída del tipo de cambio del dólar, los ingresos netos de capitales podrían intensificarse, añadiendo una excesiva presión de liquidez a nivel doméstico y un aumento en los riesgos inflacionarios", dijo Ma Delun, un vicegobernador del Banco Popular de China.

A comienzos de este mes, el G-7, que no incluye a China, apuntó hacia el yuan, instando a las autoridades a dejar que se fortaleciera.

Funcionarios estadounidenses dijeron que querían un dólar fuerte, pero Guaino acusó a Estados Unidos de tener una política destinada a inflar la deuda pública.

Guaino sostuvo que Estados Unidos estaba "inundando al mundo con liquidez" y que eventualmente Europa se vería obligada a reaccionar.

"Cuando los estadounidenses fabrican dólares y el dólar cae, hay un punto en el cual no se puede tomar más", agregó.

"¿Qué se puede hacer? O uno crea liquidez para llevar el euro a la baja, o se deja que el euro suba, suba y suba, y entonces uno queda completamente ahogado", agregó.

Al interior de la zona euro, el impacto de la debilidad del dólar es materia de debate, aunque no hay consenso sobre el tamaño del problema que podría generar.

El ministro de Finanzas finlandés, Jyrki Katainen, dijo a Reuters el martes que un euro fuerte era un problema, pero otros están menos preocupados.

El secretario del Tesoro español, Carlos Ocana, dijo que el euro operaba a niveles normales, mientras que la asociación de exportadores alemanes, BGA, dijo que las perspectivas de comercio mejorarían en los próximos meses a pesar de un alza adicional en el euro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dijo el lunes que la excesiva volatilidad en los mercados cambiarios era mala para la economía y reiteró su respaldo a los comentarios de funcionarios de Estados Unidos que apoyan un dólar fuerte.

 

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×