Haz del crédito tu mejor aliado

El financiamiento permite que las Pymes se expandan, aunque deben definir sus necesidades; los créditos otorgados a las pequeñas empresas, por medio de Economía, han crecido 30%.
empresario-ejecutivo.jpg  (Foto: Jipiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El financiamiento permite a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) crecer, pero para que este instrumento funcione adecuadamente es necesario definir las necesidades de la compañía, de acuerdo con Gustavo Meléndez, director de Promoción Empresarial de la Secretaría de Economía (SE).

La SE a través del Fideicomiso México Emprende ha destinado hasta este momento 64,000 millones de pesos (mdp) en beneficio de 73,000 empresas.

"El primer error al buscar financiamiento es no discriminar entre productos ni identificar el segmento al que se pertenece", aseguró Meléndez.

Existen cinco segmentos empresariales a los que este fideicomiso apoya: emprendedores, microempresas, pequeñas y medianas empresas, empresas gacela y tractoras.

"El financiamiento es diferente en cada caso, ya que el ritmo de crecimiento también lo es, una empresa mediana puede requerir 10 mdp, pero una gacela debido a su rápido crecimiento podría necesitar hasta 150 mdp", aseguró el funcionario en entrevista durante el marco de la Semana Pyme 2009.

Una vez identificado el segmento, el solicitante puede elegir entre los productos especializados de 27 intermediarios financieros que actualmente ofrecen servicios.

La mayoría de los créditos otorgados por la dependencia se liberaron para el segmento de las Pymes, seguido de los microempresarios y las empresas gacela.

En el pabellón de Financiamiento de la Semana Pyme existen 69 expositores de instituciones bancarias, asociaciones e intermediarios financieros que esperan colocar un monto de 1,500 mdp.

El verdadero problema del financiamiento se debe a la percepción del pequeño empresario, ya que el crédito otorgado a las Pymes a través de la SE ha aumentado al menos un 30%, asegura Meléndez.

Los rechazos de años anteriores, cuando los trámites hacían el crédito inaccesible, y los altos montos de garantía contribuyen a la creencia de que no existe oportunidad para el sector.

Sin embargo al menos 20% de las empresas formales en México ha tenido acceso o goza actualmente de un crédito.

"La cifra puede parecer poca, pero debido a los años de escasez, la brecha a cubrir es enorme (...), lo cierto es que cada segmento cuenta con una gama de productos a los que puede acceder directamente en la banca o a través de la red de consultores México Emprende", añade Gustavo Meléndez.

Para evitar que el crédito se convierta en la peor pesadilla de un pequeño empresario, el director de Promoción Empresarial de la SE da algunas recomendaciones:

1. Antes de solicitar un financiamiento es necesario asegurarte de que lo necesitas. La clave está en que la empresa no necesita solamente dinero, sino crecer, aumentar su producción o comprar maquinaria.

La necesidad te permitirá elegir un mejor producto a una tasa conveniente. Recuerda esta regla: el capital de trabajo requiere de créditos a corto plazo, los activos fijos se financian a largo.

2. Para las empresas que ya están constituidas, estar dado de alta en Hacienda es un requisito indispensable para ser sujeto de crédito en la banca comercial que maneja financiamientos paramétricos sujetos a reglas específicas. Si no la tienes, tus opciones son las Sofoles o Sofomes, que pueden financiarte siempre y cuando tengas ya un año operando tu negocio. Existen otros casos, en la banca empresarial, en donde empresas de reciente creación  pueden ser sujetas a crédito con el aval de otra compañía que cubra los requisitos bancarios.

3. Separar las ganancias y gastos personales y profesionales es fundamental, ya que muchas veces se financia la operación empresarial con líneas personales que tienen tasas altas y plazos cortos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

4. Antes de elegir entérate de todos los programas especializados para las microempresas para que puedas recibir asesoría y un producto hecho a tu medida. Un buen inicio es consultar la oferta en la página de México Emprende.

5. No puedes pedir más dinero del que generas. Para el capital de trabajo la empresa debe generar utilidades de al menos tres a uno el monto de la amortización del crédito. En créditos a corto plazo no debes pedir más del 30% de tus ingresos anuales porque seguramente no lo podrás pagar. Si una empresa vende un millón y quiere cuatro, es probable que no pueda pagarlo.

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×