Ortiz, ¿tercer mandato en Banxico?

El periodo del Gobernador casi termina y un posible sustituto es Agustín Carstens, según expertos; esta será una de las decisiones más importantes de Felipe Calderón ante la actual crisis económica.
ortiz  (Foto: Notimex)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Guillermo Ortiz se enfila a la conclusión de su segundo periodo como Gobernador del Banco de México (Banxico), y aún no se ve claramente si habrá reelección o reemplazo, sin embargo, de darse esto último los expertos financieros ven en la figura de Agustín Carstens, secretario de Hacienda, una posibilidad de presidir al Banco Central. Será en diciembre próximo cuando el presidente Felipe Calderón tendrá que proponer una terna al Senado de la República para que lo ratifique, como sucede cada cuarto año de la administración en curso.

Sin embargo, el mismo Ortiz dejó entrever que le gustaría conservar la responsabilidad de la política monetaria.

"Creo que no hay que hacer ninguna preparación especial", dijo Ortiz entre risas sobre su posible sucesión en el cargo cuando la semana pasada en un foro económico realizado por la agencia de noticias Bloomberg le cuestionaron la posibilidad de repetir en el cargo. 

Pero la suerte de Ortiz no es clara, entre los economistas que se mencionan y que podrían ser parte de la propuesta de Calderón se encuentran los subgobernadores del Banxico Roberto del Cueto y Manuel Sánchez, éste último recientemente incorporado a la Junta de Gobierno.

Los expertos prevén que esta sea una de las decisiones más difíciles de Calderón, tomando en cuenta la coyuntura económica, la política monetaria que ha mantenido el Banxico en los últimos meses -primero de rigidez y luego de relajación-, y con proyecciones económicas siempre un paso adelante y desalentadoras a las realizadas por la administración pública.

"Va a ser una decisión, al final, tomando en cuenta los elementos de coyuntura económica y política (monetaria), creo que Guillermo Ortiz tiene buena reputación en el medio y es una buena señal para los mercados, es una persona reconocida, su continuidad sería una buena señal", dijo en entrevista el economista senior de Ixe, Luis Flores.

Según los expertos a lo largo de los doce años que estuvo al frente Ortiz, seis por cada mandato, se ha ganado el reconocimiento y aún más por sus cambios en varias políticas como la eliminación del "corto" monetario, un instrumento para controlar la inflación que desde enero de 2008 no se aplica en México y que se sustituyó por la tasa de fondeo bancario.

"El haber quitado el "corto" (monetario) después de 10 años, fue una medida muy acertada para incorporar a la política monetaria mexicana a la vanguardia internacional en cuanto a la fijación de tasas de interés como lo hacen nuestros socios comerciales", dijo el catedrático de la Universidad Panamericana, Gabriel Pérez.

A su vez, Ortiz se ganó el respeto del mercado al ignorar los consejos de Calderón de relajar la política monetaria y bajar su tasa de fondeo en momentos en que el país experimentaba un alza en la inflación, que llegó a rebasar el 6.0% anual por varios meses en 2008.

Fue este año cuando el Banxico decidió reducir la tasa de fondeo hasta que se vio un retroceso en la inflación, misma que llegó a 4.5% en octubre pasado, pero con un ritmo lento por la resistencia de varios productos a bajar de precio, como algunos agrícolas.

"En general creo que (la actuación de Guillermo Ortiz) es positiva con reconocimiento internacional, deja pendientes el no poder converger la inflación en su meta (3%), que no es problema real del Banco de México, sino de la coyuntura economía", dijo Flores.

El experto recordó que en varias ocasiones el Banxico estuvo cerca de cumplir con su objetivo, ya que  cerró 2003 con una inflación general de 3.9%, dos años después en 3.3%, en 2006 en 4.05% y en el doceavo mes de 2007 en 3.7%.

Aunque Luis Flores ve una autonomía realmente lograda por el Banxico, desde 1994 año en que la consiguió, observa una deficiencia que lo pone en un atraso respecto a otros bancos centrales.

"En dónde sí veo un atraso del Banco Central mexicano es en la publicación de las minutas de sus juntas (...) es un tema que incrementaría su credibilidad y su transparencia", dijo Flores.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cada mes la Junta de Gobierno se reúne para determinar la política monetaria de los siguientes 30 días, pero la decisión se conoce un día después a través de un comunicado de prensa, pero a diferencia de instituciones como la Reserva Federal de Estados Unidos, no se hacen públicas las posturas de los integrantes de la Junta ni sus justificaciones precisas.

Ante todo esto, Guillermo Ortiz podría quedarse en el su actual puesto e iniciar un tercer mandato -que acabaría en 2016-, ya que en marzo de este año fue nombrado presidente del Consejo del Banco de Pagos Internacionales (BPI), puesto que dura tres años y que tiene que ser cubierto por un Gobernador de un Banco Central.

Ahora ve
‘La Chilindrina’ promociona la segunda temporada de Stranger Things
No te pierdas
×