Bancos, contra nueva regulación en EU

Un grupo de firmas pidió eliminar una cláusula que permitiría dividir a los grandes bancos; los legisladores buscan evitar una nueva ola de rescates a firmas ‘demasiado grandes para colapsar’.
barney-frank-representantes-EU.jpg  (Foto: CNN)
WASHINGTON (CNN) -

Algunas de las mayores firmas financieras del mundo instaron el lunes a un importante legislador estadounidense a que no impulse la legislación que permitiría dividir grandes bancos, una idea que ha atraído el interés del Congreso y causa alarma en Wall Street.

El Financial Services Forum, un grupo de cabildeo de jefes de firmas que incluyen a Goldman Sachs y JPMorgan Chase, dijo que otorgar poderes a los reguladores para dividir a los llamados bancos 'demasiado grandes para colapsar' "podría causar un daño a largo plazo a la economía estadounidense".

El foro hizo sus comentarios en una carta dirigida al presidente de la comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, el demócrata Barney Frank, que fue obtenida por Reuters un día antes de que la comisión reanude su trabajo sobre la legislación de reforma financiera.

Buscando desplazar el foco del debate en el Capitolio hacia qué hacer respecto a las firmas que podrían poner en riesgo la estabilidad económica global, el foro dijo que el tamaño por si sólo no convierte a las firmas en un riesgo.

En lugar de eso, indicó el grupo, una excesiva concentración en mercados específicos eleva los niveles de peligrosidad.

Adicionalmente, sostuvo el foro, las grandes firmas pueden ofrecer préstamos más grandes, brindar más productos y servicios a sus clientes y tener un mayor alcance geográfico.

"Para estar seguros, (el concepto de las firmas) 'demasiado grandes para colapsar' debe ser eliminado. Pero el problema no es que algunas instituciones sean demasiado grandes. Es que actualmente no existe una autoridad legal para dividir, de una manera ordenada, un conglomerado financiero colapsado", indicó el grupo.

Las discusiones sobre la concentración de riesgo, la competitividad global y el tamaño de las firmas dominarán el debate los próximos días, cuando el Congreso trate de elaborar la que se está convirtiendo en la pieza más polémica de la respuesta regulatoria a la crisis financiera del año pasado, la peor en décadas.

La Casa Blanca y los demócratas del Congreso quieren un nuevo manual para manejar a las firmas quebradas.

El objetivo sería prevenir otra debacle como la del 2008, cuando Lehman Brothers colapsó desencadenando una crisis de crédito y los contribuyentes rescataron a AIG, Citigroup y Bank of America, entre otras firmas.

La comisión de Frank debatirá el martes una iniciativa que podría dar al Gobierno nuevos poderes de amplio alcance para regular y reestructurar grandes firmas financieras cuya quiebra podría socavar al sistema financiero y la economía.

En una conferencia de presidentes ejecutivos organizada por el Wall Street Journal, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Rahm Emanuel, declaró que planeaba reunirse con miembros de la comisión de Frank el lunes a última hora para discutir la reforma regulatoria.

El funcionario expresó que espera que la comisión de Frank vote la iniciativa esta semana que la Cámara de Representantes en pleno pueda comenzar su debate en las próximas dos semanas.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×