La Fed enfrenta la ‘furia’ legislativa

Los legisladores de EU ampliarán sus auditorías sobre las decisiones del banco tras la crisis; Ben Bernanke enfrentaría cambios en la Fed, los cuales pondrían en duda su plena autonomía.
Ben Bernanke  (Foto: Archivo AP)
Jennifer Liberto
WASHINGTON -

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, tiene un duro camino por delante, muy duro.

El banquero central tendrá que enfrentar a un polémico panel del Senado en su audiencia de confirmación en el cargo fijada para el 3 de diciembre. También se defenderá contra el ataque más peligroso de la historia contra los poderes de la Reserva Federal.  

El golpe más reciente fue el de la semana pasada, cuando un panel legislativo accedió aplastantemente en agregar a la reforma regulatoria una propuesta para indagar en los libros de la Reserva Federal, a pesar de los esfuerzos del republicano Barney Frank, por el estado de Massachussets, para hacer esa reforma menos invasiva.

Los observadores de la Reserva Federal dicen que esperan que Bernanke sea confirmado para tomar un segundo término como presidente, pero tal vez recibirá el menor número de votos registrado y terminará al mando de una Reserva Federal bastante cambiada.

"Será transformada en una institución muy diferente", dijo Vincent Reinhart, estudioso del Instituto de Empresas Estadounidenses, un exdirector de la división de asuntos monetarios de la Reserva Federal. "Al menos por el lado de la Fed, el Congreso estará unido en algo que será más duro para esta institución, y se trata de descargar el enojo. En esencia, la gente está molesta".

Lo que el Congreso le tiene preparado a la Reserva Federal

Mientras que a Bernanke se le acredita el haber salvado a la economía de caer y convertirse en la siguiente Gran Depresión, hay algunos en el Congreso que lo culpan a él, y a la Reserva Federal, por haber fracasado en controlar la burbuja de viviendas. También hay quienes dicen que se excedió en los rescates al sistema financiero.

"Estamos en una era muy populista, y ese populismo se manifiesta como desagrado y falta de confianza en las instituciones grandes", dijo el analista de políticas en Washington, Brian Gardner, de la empresa de inversión Keefe Bruyette & Woods. "Eso significa que la Reserva Federal es uno de los objetivos".

Pero la propuesta de permitir auditorías por parte del Congreso en la Reserva Federal está llevando ese enojo un paso más adelante.  

Desde la década de los 80, el antagonista de la Reserva Federal, el republicano Ron Paul, por el estado de Texas, cuyo libro recientemente publicado se llama "Pongan fin a la Reserva Federal", ha estado intentando aprobar leyes para limitar los poderes de la Reserva Federal.

Paul ganó la aprobación de su propuesta de auditoría por parte de un comité clave de la Cámara la semana pasada.

"Coincidí con él en que era importante que hubiera un aumento en la apertura por parte de la Reserva Federal", dijo a CNNMoney el republicano Barney Frank, por el estado de Massachussets, y presidente del Comité de Servicios Financieros.

Las dimensiones de la auditoría asustan a varios defensores de la Reserva Federal y a ella misma.

Bernanke ha dicho en varias ocasiones que la propuesta de Paul, la cual permite a los miembros del Congreso que se lleven a cabo las auditorías a las actividades de la Reserva Federal por parte de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental, es más que "simplemente echar un ojo al libro". Advierte que podría interferir con la capacidad del banco central para llevar a cabo políticas monetarias independientes. 

La semana pasada, el republicano Mel Watt por Carolina del Norte, quien ofreció una versión alternativa de la propuesta de las auditorías que no iba tan lejos, exhortó a sus colegas a controlar el enojo. 

"Reconozco que actualmente, la Reserva Federal no tiene capital político. A todos les gustaría atacar a la Fed y culparlos de todo", dijo Watt. "Si tomamos esta decisión con fundamentos políticos, yo sé cuál será el resultado".

Los políticos ganaron: con 15 demócratas y el resto de republicanos, el panel aprobó la auditoría más severa propuesta por Paul.

Aún así, la medida podría encontrar cierta resistencia en el Senado. El senador Judd Gregg dio a conocer una declaración el viernes en la que se refirió a la enmienda de las auditorías como "un movimiento peligroso que consiente los caprichos de la ira populista" contra la Reserva Federal. 

"No se equivoquen: esta jugada de que el Congreso controle las conductas de políticas monetarias de la Reserva Federal es una fuerte amenaza para la economía", dijo Gregg.

Tensión en la cima

Bernanke, de 55 años, fue el primer seleccionado para el puesto en 2006, por el ex presidente George W. Bush, después de haber fungido como presidente del Consejo de Asesores Económicos.

Bernanke es considerado un experto en la Gran Depresión, y previamente había encabezado el departamento de Economía de la Universidad de Princeton. También pasó tres años en la junta de gobernadores de la Reserva Federal, que terminó en 2005. 

El Congreso y la Reserva Federal siempre han tenido una relación complicada. La Reserva Federal está diseñada para ser independiente y no política, aunque da informes regulares al Congreso.

La crisis financiera y sus repercusiones han complicado las cosas para Bernanke en Capitol Hill. El Congreso no sintió que la Reserva Federal haya rechazado en un inicio las solicitudes de los legisladores para dar a conocer a las empresas financieras importantes que recibieron miles de millones de dólares durante el rescate de AIG. La Fed dio a conocer esa información después.

Hace algunos meses, cuando la ira pública hirvió debido a los bonos que fueron pagados a la misma unidad de AIG, la cual fue responsable de la desaparición de la compañía, los legisladores se molestaron al descubrir que la Reserva Federal sabía desde hacía meses de dichos bonos. 

Desde hace algunos meses, un panel de supervisión de la Cámara ha estado investigando si la Reserva Federal y otras agencias reguladoras pasaron por encima de su autoridad cuando ocurrieron las negociaciones de Bank of America al querer adquirir a Merrill Lynch.

Los legisladores también acusaron a la Reserva Federal de haberse movido lentamente en busca de la protección del consumidor. La Reserva Federal después habló de esto, y creó reglas que destrozaban  los emisores de tarjetas de crédito y a los bancos por involucrar a los clientes en programas de protección excesiva con cuotas exageradas.

Mientras tanto, tras bambalinas, Bernanke sigue esforzándose por ser más accesible que el antiguo presidente de la Reserva Federal, según los asesores de los congresistas y de los legisladores. Regularmente responde preguntas ya sea en persona o por teléfono.

Mientras que los observadores de la Reserva Federal esperan que Bernanke sea reconfirmado, también esperan que las audiencias puedan convertirse en algunas de las confirmaciones más explosivas en materia política que haya enfrentado la administración de Obama.

"Votar en su contra es una forma de mostrar disgusto con el sistema actual, y varios de ellos están descontentos con el sistema actual", dijo Reinhart.

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×