Japón lanza estímulo de 81,000 mdd

El objetivo es evitar que la economía caiga de nuevo en recesión mientras enfrenta una deflación; economistas dijeron que el nuevo plan significa 1.5% del PIB, pero que no es significativo.
japon-dinero-yen-AP  (Foto: AP)
TOKIO (CNN) -

El Gobierno de Japón acordó el martes lanzar un paquete de estímulo económico de 81,000 millones de dólares, que apunta a evitar que la economía caiga de nuevo en recesión, mientras persiste la deflación en medio de un alza del yen amenaza a las exportaciones. Economistas comentaron que el plan de 7.2 billones de yenes, que equivale a cerca del 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB), no representará un impulso significativo a una economía dependiente de la demanda externa por maquinaria, electrónica y automóviles.

Mientras otras naciones ya están debatiendo el retiro de los estímulos económicos dispuestos para combatir la crisis financiera, Japón continúa luchando contra una demanda de los consumidores con una debilidad ya crónica y las bajas en los precios.

El presupuesto da cuenta del malabarismo que deben realizar el primer ministro Yukio Hatoyama y su Partido Democrático.

Los demócratas están interesados en evitar una recesión antes de las elecciones del próximo año.

Pero también están presionados por cumplir con su compromiso de disciplina fiscal, luego de que la deuda pública se acercara al 200% del PIB, la peor entre el Grupo de las Siete Naciones (G 7) más ricas del mundo.

"Esto podría ayudar en algo a la economía", dijo Yasunari Ueno, economista en jefe de mercado de Mizuho Securities.

"Pero ni siquiera comienza a enfrentar los problemas más fundamentales que enfrenta Japón, como la debilidad de la economía global y la deflación", agregó.

Japón salió de la recesión en el trimestre abril-junio, gracias a la recuperación en las exportaciones, pero se prevé que las cifras esperadas para el miércoles muestren que el crecimiento del tercer trimestre fue mucho más lento que lo estimado inicialmente.

Se prevé que la expansión se desacelere aún más en el primer semestre del próximo año, ya que el efecto de los casi 27 billones de yenes de estímulo acordados por el anterior Gobierno del Partido Liberal Democrático desaparecerá.

El nuevo paquete, resaltado por hipotecas con bajas tasas para nuevos compradores de casas, incentivos para usuarios de tecnologías "verdes" y la ampliación de subsidios para la adquisición de autos eficientes en combustible y electrodomésticos, apunta a alentar a los japoneses a gastar más.

Los analistas, sin embargo, eran escépticos respecto al efecto del plan y mientras la mayoría prevé que Japón evitará una recaída en la recesión, los que predicen una nueva caída de la economía no se dejaron influir por este plan de gasto fiscal.

"Este estímulo tendrá un impacto limitado en la economía. No creo que necesitemos un cambio mayor en nuestros pronósticos", comentó Hideki Matsumura, economista de Japan Research Institute, que espera una contracción en el primer y segundo trimestres.

"Sería sorpresivo si la contribución al crecimiento excediera los 0.5 puntos porcentuales", señaló Simon Wong, economista regional de Standard Chartered en Hong Kong.

Hoyo tributario

Los mercados financieros casi no reaccionaron al paquete de estímulo, que será financiado principalmente con fondos de contingencia y reasignaciones presupuestarias de lo que los demócratas describieron como el derroche de un plan del Gobierno anterior.

Los demócratas se han comprometido a financiar sus políticas sin endeudamiento adicional, pero el ministro de Finanzas, Hirohisa Fujii, dijo que para el nuevo plan se requerirán más de 100,000 millones de yenes en nuevos bonos.

Mientras esa cifra es una suma sólo marginal a la deuda general, Fujii añadió que esperan un recorte en los ingresos tributarios de más de 9 billones de yenes, lo que llevaría a que la nueva deuda de este año fiscal llegue a unos 53 billones de yenes, un 20% más que la estimación inicial.

El Gobierno ha prometido que acotará la deuda en nuevos bonos del próximo año fiscal en 44 billones de yenes, pero el martes Hatoyama señaló que hay algo de espacio para moverse, mientras preparan el siguiente presupuesto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No es bueno si nos apegamos demasiado al objetivo de 44 billones de yenes y eso afecta el sustento de la gente. Pero me gustaría que nos mantuviéramos en nuestro objetivo", dijo en una rueda de prensa.

 

Ahora ve
Alexa, la asistente virtual de Amazon, parece tener temperamento
No te pierdas
ç
×