El “gasolinazo” sobrevivirá en 2010

Los analistas descartan que las autoridades ´congelen´ nuevamente los precios de las gasolinas; si se aplicara esta medida se atrasarían los recursos para programas específicos para la población.
Gasolina polémica  Los cambios en la regulación al precio de la gasolina han desatado conflictos y retrasos de inversiones en el sector.  (Foto: Cuartoscuro)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

De aplicarse en 2010 un nuevo congelamiento en los precios de las gasolinas en México, reducirían los recursos monetarios en sectores prioritarios para la población afectados por la crisis económica, coincidieron expertos. "Si se concreta otro congelamiento de precios, así sean 100 pesos más (de costo para las finanzas públicas) el Congreso tiene que restar recursos de otras áreas y ya de por sí está muy mal el país con la crisis económica", dijo en entrevista el analista de Santander, Rafael Camarena.

A pocos días de que finalizara 2009, la Secretaría de Hacienda aplicó un incremento en los precios de la gasolina magna y premium, y del diesel, luego de que estuvieron congelados desde febrero de ese mismo año, medida que costó unos 60,000 millones de pesos a las finanzas públicas.

Los aumentos en los precios quedaron de la siguiente forma: la gasolina regular se incrementó en ocho centavos a 7.88 pesos, la gasolina premium en nueve centavos a 9.66 pesos por litro y el diesel a 8.24 pesos por litro, y seguirán sus alzas mensuales, como lo venía aplicando el Gobierno.

A través de los recursos recaudados -impuestos e ingresos petroleros- el Gobierno federal envía una parte proporcional a cada estado, mediante participaciones federales, para mantener los programas destinados a la población, ya sea en educación, salud y combate a la pobreza.

Los diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) fueron unos de los primeros grupos parlamentarios en exigir al Gobierno un congelamiento en los precios del combustible, ya que se encarecen los productos mientras el poder adquisitivo no muestra signos de recuperación, según el legislador Arturo Guzmán.

Por su parte, los legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) mencionaron recientemente que presentarán una propuesta para que sea la Cámara de Diputados quien fije los precios y tarifas públicas -entre ellas la de las gasolinas- ya que las alzas mensuales en estos productos propician el incremento de productos básicos y transporte.

A su vez, los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se pronunciaron por suspender o prorrogar los incrementos mensuales del precio de las gasolinas, ya que es contradictorio que los precios del petróleo suban a nivel internacional y en México remonte el costo del hidrocarburo para los automovilistas y camioneros.

"Si así fuera, el Congreso tendría que aprobar una enmienda a la Ley de Ingresos de la Federación (2010) y ver de dónde sacan para cubrir este gasto", dijo Camarena.

Entidades internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han aconsejado a las autoridades mexicanas disminuir gradualmente los subsidios al precio de las gasolinas, ya que esta medida sólo ayuda a las clases más altas del país.

México destinó 260,000 millones de pesos en 2008 para subsidiar el precio del hidrocarburo al consumidor final, según datos oficiales.

Durante muchos años, las autoridades federales han subsidiado el precio de la gasolina, junto con el diesel y el gas.

"Vivimos en un país que en el que los subsidios se han vuelto una costumbre y que en términos económicos son un lastre para el país", dijo por su parte el gerente del área de análisis de Allianz Fóndika, Esteban Velazquez.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, de reducirse el subsidio la inflación del país podría subir hasta un 6%, según cálculos que ha realizado la dirección de Precios, Salarios y Productividad del Banco de México.

La Secretaría de Hacienda ha dejado en claro que durante este año no aplicará otro congelamiento en los precios de las gasolinas, ya que implicaría un mayor rezago en su costo en perjuicio de las finanzas públicas federales, estatales y municipales, según dijo recientemente  el jefe de la Unidad de Política de Ingresos de la dependencia, Juan Manuel Pérez Porrúa.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×