Plan anti-embargo ‘cobija’ a más morosos

La meta del programa de Obama es que 4 millones de familias en EU ‘libren’ ejecuciones hipotecarias. las reestructuras de préstamos sumaron 66,465 en diciembre frente a 31,382 de noviembre.
hipotecas-eu  (Foto: Jupiter Images)
Tami Luhby
NUEVA YORK -

La administración Obama ejerció presión sobre las instituciones de crédito para elevar el número de modificaciones permanentes (reestructuras) que ofrecieron a los prestatarios en problemas.

Bajo el programa de prevención de ejecuciones hipotecarias implementado por el presidente de Estados Unidos, el número de reajustes definitivos a préstamos ascendió a 66,465 hacia finales de diciembre, frente a los 31,382 del mes previo. Otras 46,056 modificaciones están a la espera de ser firmadas por los prestamistas.  

Entre tanto, el número de familias morosas cuyos reajustes están en periodo de prueba alcanzó los 787,231, cuando en noviembre sólo llegaban a 697,026 familias.

"El Tesoro está comprometido a trabajar con los servicios de crédito y prestamistas para mantener (la refinanciación a) este alto ritmo" declaró Phyllis Caldwell, jefe de la Oficina de Conservación de la Propiedad de Vivienda.

Funcionarios del Gobierno comenzaron a presionar a los prestamistas en noviembre, luego de que el lento proceso para reajustar de manera permanente las condiciones de los préstamos provocara dudas en torno a la efectividad del programa -de 75,000 millones de dólares- para alcanzar su meta y ayudar a 4 millones de familias en morosidad.

La administración incrementó la supervisión de las operaciones de refinanciación, enviando especialistas para desatascar los trámites y pidiendo a los bancos dos reportes diarios sobre sus esfuerzos en renegociar los préstamos. Los ejecutivos financieros también fueron convocados para agilizar el proceso.

Dentro del programa anti-embargos de Obama, los propietarios que han caído en impago son puestos a prueba durante varios meses para asegurarse de que pueden hacer frente a los nuevos pagos y para darles tiempo a que realicen sus trámites financieros. Una vez que la modificación a sus préstamos se hace permanente o definitiva, las instituciones de crédito, inversionistas y propietarios son candidatos para recibir miles de dólares como incentivo para el pago.

Las instituciones de crédito, sin embargo, han declarado tener problemas a la hora de solicitar a los prestatarios toda la documentación necesaria, mientras que éstos acusan a las instituciones financieras de perder constantemente sus papeles. Una vez completado el expediente, los deudores pueden ser excluidos del programa si no satisfacen los criterios.

Por su parte, los esfuerzos de las instituciones son muy dispares. Citigroup ha colocado al 47% de sus deudores morosos elegibles bajo el rubro de modificaciones a prueba; Saxon Mortgage, subsidiaria de Morgan Stanley, hizo los mismo con el 46% de sus deudores. JPMorgan Chase otorgó modificaciones a prueba al 36% de sus propietarios en problemas, mientras que Wells Fargo puso al 34%. Bank of America ha inscrito al 19% de sus morosos en el programa de refinanciación a prueba.

En cuanto a las modificaciones permanentes, Wells Fargo lidera el programa con 2.41% de sus deudores elegibles suscritos al plan. También Citi otorgó al 2.1% modificaciones definitivas, Chase lo hizo con el 1.68% de sus candidatos morosos, mientras que Bank of America, la financiera más grande del país, sólo registró al 0.3% de sus propietarios elegibles dentro del programa de refinanciación.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×